30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LECCIONES APRENDIDAS E INTERROGANTES

Tras los resultados electorales del pasado 26 de mayo, cabe hacer algunas reflexiones.

El poder de las personas. El magnetismo de candidatos experimentados como Carmen Martínez (PSPV), en Quart de Poblet; Jesús Ros (PSPV), en Torrent; o Ramón Marí (PSPV), en Albal, acaba con las aspiraciones de Compromís y Podemos, principalmente, en l'Horta. Estos candidatos en su mejor versión representan una escucha empática real y liderazgo facilitador. Sus equipos combinan un mix entre juventud y experiencia. El balance, en clave comarcal, deja un saldo favorable para el PSPV, que crece en número de votos con 104.362 sufragios; seguido del PP, con 54.819 apoyos; y de Compromís, con una fuerza de 30.873 votos.

¿Tiempo de diálogo?. Estos resultados rompen con la posibilidad de un diálogo estructurado en sede plenaria. Los partidos con mayoría absoluta, como es el caso de Alaquàs que contará con Toni Saura (PSPV) al frente, ya absorben en su programa las propuestas de partidos alternativos lo que posicionaría a partidos como Compromís y Podemos con la responsabilidad de validar y fiscalizar el despliegue del Plan de Gobierno -una situación en la que todos ganarían, incluidos los ciudadanos-. Esta posición puede ser clave en municipios como Paiporta en el que Compromís y PSPV se observarán y se fiscalizarán en corto, en beneficio de la transparencia; pese a la victoria del PP han logrado seis concejales cada uno.

Lecciones aprendidas. Estos comicios nos dejan algunas lecciones que no podremos pasar por alto en el futuro. Pese a las tendencias en l'Horta lo más interesante es que cada proceso electoral nos descubre nuevos recovecos de los límites de la democracia: con la alternativa «a la valenciana» liderada por Compromís o la irrupción de Podemos y sus partidos instrumentales en las instituciones. Este proceso nos ha dejado unas mayorías reforzadas para el PSPV en municipios como Aldaia, Picanya, Picassent, Paterna o Mislata; mientras que Compromís parece haber exprimido al máximo su techo electoral, en municipios como Alaquàs, Aldaia o Xirivella, y puede tener dificultades para acceder a votantes adicionales. Por su parte, Podemos no acaba de enraizar en el sustrato social de l'Horta, el reto de esta formación pasa por garantizar la actividad y la supervivencia de sus Círculos, en municipios como Silla (-1) o Aldaia (-3) sin representación, y animar a la participación.

Compartir el artículo

stats