14 de febrero de 2020
14.02.2020
Paterna

Vecinos en pie de guerra por la antigua alfarería

Residentes de Alborgí denuncian el estado de deterioro de la cueva pública

13.02.2020 | 20:53

El estado en el que se encuentran buena parte de las cuevas de Paterna, sobre todo las de carácter municipal, se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para el equipo de gobierno socialista encabezado por el alcalde Juan Antonio Sagredo. Si desde hace meses, los vecinos del entorno de la Torre han pedido al consistorio que actúe sobre el suelo-techo de las cuevas para atajar las filtraciones de agua, el miércoles, el presidente de la Junta de Barrio de Alborgí y el presidente de la Asociación de Vecinos salieron cabreados y perplejos del estado de abandono y degradación en el que se encuentran las cuevas de la antigua alfarería de Paco Giner, ambas de propiedad municipal.

Según explica Leandro Cantero, presidente de la junta de barrio, desde hace cuatro meses venían reclamando una visita a las cuevas para ver su estado, ante la sospecha de su nula conservación. Se da la circunstancia de que en 2018, se aprobó por pleno una actuación de rehabilitación impulsada por Compromís, todavía en el gobierno, valorada en unos 270.000 euros. «Desde entonces no se ha hecho nada, ya que allí no hemos visto movimiento alguno», reprocha Cantero.

El ejecutivo prohibía la visita

Tras cuatro meses de peticiones y preguntas al concejal de barrio Julio Fernández, el ejecutivo socialista accedió a que este miércoles los dirigentes vecinales de Alborgí visitaran ambas cuevas. «La sorpresa fue que cuando llegamos allí, tanto Julio como un trabajador de Gespa nos impidieron el paso por peligro de derrumbe», explica Cantero. Pero los vecinos no se iban a marchar fácilmente. «Se produjo una discusión fuerte, les dijimos que los carteles de prohibido el paso los había puesto esa misma mañana para que no pasáramos», critica Cantero.

Al final, el gobierno local permitió la visita por el interior y tanto Cantero como los concejales de PP, Compromís y Ciudadanos que les acompañaban, visitaron las cuevas. Y sus sospechas se confirmaron. «Aquello está muy mal y abandonado, no han hecho nada pese a aprobarlo por pleno, con informes favorables de los técnicos para actuar. En cualquier momento, esa cueva, como ha pasado con alguna otra, se puede venir abajo, ya que está todo apuntalado», alerta el dirigente.

Cantero critica «el constante engaño de este gobierno, y es vergonzoso las jugarretas que emplean para mentirnos». Por ello, pide públicamente la dimisión del concejal Julio Fernández, ya que «no resuelve nada de lo que le pedimos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook