Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMAVERA MORTAL: nace en Torrent «solidarios por ti»

La última primavera me recuerda al título del libro «Primavera mortal», del escritor rumano Lajos Zilahi. Y viene a colación la cita de Pablo Neruda: «Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera». Resume aquí, Neruda, el espíritu a la vida ante cualquier pandemia. Curiosamente, en la estación de la vida estalló con el confinamiento, el drama, el miedo y el holocausto de muertes a las que muchas de ellas les quedaban la reserva de la vida. En este huracán de desatinos, pudimos ver a un Gobierno errado y a comparecientes en ruedas de prensa en el albor de principios del sentido común y estableciendo un conjunto de medidas uniformes en la desmedida.

De esta situación nació la España solidaria y el aplauso a los servidores públicos justo y merecido. Y, de pronto, nos encontramos ante la configuración de un nuevo mundo que nos debe hacer reflexionar y pensar que la normalidad es el mayor bien y excluyente de avaricias propias del ser humano que solo ve en el lujo sus propias miserias. Hace falta modificar hábitos y costumbres y practicar con más intensidad conductas morales que hagan posible vivir con la conciencia tranquila.

En este mundo de desequilibrios constantes se hacen ver y notar los problemas inherentes a la pandemia del coronavirus y como consecuencia de tanta adversidad, brotó en la sociedad civil el alma humanitaria tendiendo la mano para que muchas familias puedan vivir con el derecho insoslayable a la dignidad.

Río revuelto de despropósitos

«Solidarios por ti» surge en Torrent, en este río revuelto de despropósitos con el objetivo de ayudar a las familias desfavorecidas y entendiéndose como una acción caritativa y social. Labor que pretende mejorar las condiciones de vida del mundo inhabilitado de riqueza y contribuir al desarrollo funcional de sus miembros.

Esta asociación sin ánimo de lucro está formada por personas que viven entre la devoción, la vocación y la voluntad para auxiliar sin reservas a familias donde la necesidad exige nuestra presencia. «La fuerza no proviene de la capacidad física, sino de la voluntad indomable», como dijo Albert Einstein.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats