Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Foios y Alfara negocian con la CJH que se bloquee el paso de camiones por el Carraixet

La Mancomunitat y Confederación acuerdan, con esta medida, colaborar en la limpieza del barranco tras años de reivindicaciones

Foios y Alfara negocian con la CJH que se bloquee el paso de camiones por el Carraixet

El Ayuntamiento de Paiporta ya hace años que decidió asumir las tareas de limpieza del barranco de Chiva o de Poio a su paso por el núcleo urbano.

Como ya lleva haciendo de forma regular cada verano, el consistorio contrata a trabajadores del programa de empleo para el sector agrícola, para dedicarse a la conservación y desbroce del barranco, los huertos urbanos municipales y los caminos agrícolas de la localidad durante julio y agosto, aunque este año se ha prorrogado a septiembre, según indica fuentes municipales.

Este programa del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) permite a empleados del campo tener trabajo en épocas en que, por los ritmos propios de la agricultura, resulta complicado encontrar en su sector, y de paso el municipio se asegura llegar a la época de gota fría sin riesgo de una posible inundación causada por la faltade limpieza del barranco de Chiva.

La Mancomunitat del Carraixet integrada por Alfara del Patriarca, Foios, Vinalesa y Bonrepòs i Mirambell, ha dado un primer paso para conseguir acabar con los problemas de limpieza del Barranco del Carraixet. Tras años de reivindicaciones, en los que la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) y la Conselleria de Medio Ambiente eludían la competencia sobre el cauce, finalmente recientemente se ha producido una primera reunión entre los representantes de los cuatro municipios que integran la Mancomunitat y la CHJ.

En ella, se puso sobre la mesa el mal estado que presenta el lecho del Carraixet, no solo por la presencia de malas hiervas, caña invasora e incluso árboles, sino también por vertidos incontrolados y escombros realizados de manera incívica.

En este sentido, existe un grave problema en el barranco en el linde entre Foios y Alfara del Patriarca. Al estar el cauce prácticamente a nivel del suelo, los agricultores utilizan un camino ya trazado por el continuo uso de los tractores para llegar hasta sus campos. Sin embargo, se ha constatado que muchos camiones aprovechan este sendero también para realizar vertidos. Así, es común ver escombros propios de una obra o enseres voluminosos como sillones o colchones. Algo profundamente peligroso en caso de que se produzca una dana, pues no hay que olvidar que es una zona inundable y las fuertes lluvias pueden provocar una correntía de agua que arrastre estos enseres y provoque obstrucciones que deriven en inundaciones.

Un peligro que es percibido tanto por la Mancomunitat como por la CHJ, que decidieron en esa primera reunión acabar con estos vertidos bloqueando el paso de vehículos por el barranco. «Acercamos posturas y se decidió que esa era la mejor opción y nos emplazamos a otra reunión para ya determinar en qué forma se prohibirá el paso», explica el presidente de la Mancomunitat del Carraixet, Llorenç Rodado. El también alcalde de Alfara, aprovechó la presencia del alcalde de Foios, Sergi Ruiz, para estudiar cuál sería la alternativa para que los agricultores pudieran acceder a sus campos con sus tractores, el mayor problema que se deriva del cierre de la senda que cruza el barranco.

«Una vez se actúe y se consiga prohibir la circulación de vehículos pesados por el barranco, se acabará también con el problema de los vertidos», señala Rodado.

Cuando esto ocurra, los cuatro municipios que conforman la Mancomunitat del Carraixet también han acordado con la CHJ llegar a una colaboración para limpiar el cauce y mantenerlo en condiciones óptimas de forma que se impedan posibles inundaciones en caso de gota fría o dana.

«Si los municipios no hemos actuado antes era porque el barranco no era de nuestra competencia y necesitábamos el permiso del órgano competente. Ahora que ya estamos en contacto con la CHJ, podemos resolver el problema», explica Llorenç Rodado, que confía en que la segunda reunión con el organismo llegue cuanto antes. «Hemos tenido mucha suerte porque la tradicional gota fría de septiembre no se ha producido, pero somos conscientes de que cada día que pasa sin limpiar es un gran peligro», expresa.

Compartir el artículo

stats