Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«El cierre perimetral ha servido para rebajar en mucho los contagios»

La Policía «no bajará la guardia» en las dos últimas jornadas que quedan

Control en uno de los accesos a Torrent por Alaquàs, a la izquierda. Dispositivo en Paterna, a la derecha. | P.CALABUIG/A.P.

Control en el acceso Carretera de Montserrat. | LEVANTE-EMV

«El cierre perimetral ha servido para rebajar en mucho los contagios»

Las dos grandes ciudades de la comarca de l’Horta, Paterna y Torrent, afrontan el último fin de semana de confinamiento perimetral. Aunque a partir del lunes,día 1 de marzo, se levanta parte de las restricciones que la Generalitat impuso, tanto a nivel general como en estos dos municipios, ambos consistorios no han rebajado los controles sino que advierten de que se mantendrán igual que en los fines de semana anteriores. Patrullas de la Policía Local y la Policía Nacional, en los dos casos, y la Guardia Civil, en las zonas rurales de Torrent, componen los operativos que se han desplegado en los dos términos municipales.

En Torrent, la concejala de Seguridad Ciudadana, Inma Amat, explicaba ayer que el dispositivo es casi idéntico al de las primeras jornadas, con controles permanentes en los accesos clave y patrullas esporádicas en otros puntos que se detectaron como alternativos para las salidas de la población. La estructura se ha mantenido igual cada semana dado el buen resultado que se obtuvo desde el primer día.

La edila destacó el buen comportamiento, en general, de la población en lo que se refiere al perimetraje. Pasado el primer fin de semana, en el que se desplegó una labor didáctica para que la ciudadanía entendiera lo que podía y no podía hacer, «todo el mundo tenía claras las normas».

Aunque la media ha sido de 400 sanciones cada fin de semana, Amat defiende que no ha habido grandes incidentes ni incumplimientos importantes. «Será ahora cuando tengamos que controlar las reuniones familiares porque la gente tiene ganas de juntarse pero las restricciones aún no lo permiten», añade.

Inma Amat se muestra convencida de que el cierre perimetral «ha sido efectivo» ya que se ha producido una bajada drástica de tasa de contagios.

En la ciudad, el comercio había expresado sus quejas por esta medida, que se sumaba a la reducción de horarios.Y es que una parte de la venta y servicios que se prestan en Torrent no se dirigen solo al vecindario sino que atraen a clientela de otros pueblos. Uno de los ejemplos claros es el sector de ceremonias, que siempre ha tenido gran presencia en la ciudad, pero tamb ién las clínicas saitarias y otros. Para la hostelería, el cierre también significó una restricción mayor el primer fin de semana, en el que no se permitía salir ni entrar pedidos a domicilio, una medida que se suavizó durante el segundo y los restaurantes de la ciudad han podido atender encargos y servir comida a los pueblos del entorno.

En Paterna, el confinamiento perimetral no ha ofrecido una cara tan amable como en la capital de l’Horta Sud, teniendo en cuenta los balances semanales que ha hecho públicos el ayuntamiento de la ciudad, en base a la actuación policial,y que el propio alcalde, Juan Antonio Sagredo, transmitió a la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, esta semana. Y es que durante varias semanas, se detectaron y desmantelaron fiestas y reuniones sociales ilegales, que han sido sancionadas por las fuerzas de seguridad, además de imponerse una media de 200 multas en cada edición de este confinamiento perimetral.

No salir sin motivo justificado

De ahí que la concejala de Seguridad, Nuria Campos haya hecho una advertencia clara. «En Paterna afrontamos este último fin de semana de reestricción de la movilidad con todos los dispositivos policiales preparados. Estamos en la recta final y los vecinos y vecinas conocen ya que se realizarán controles, por lo que les rogamos que no salgan del municipio, a menos que tengan un motivo justificado para ello», indica.

Compartir el artículo

stats