Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposicion de Silla rechaza el contrato de limpieza municipal

Los grupos critican que no se hayan incluido clausulas sociales en los criterios de baremación de las empresas

La oposición de Silla votó en contra de la clasificación y el requerimiento del contrato del servicio de limpieza de edificios e instalaciones municipales, previo a la adjudicación, en el pleno al no contemplar cláusulas sociales en la baremación, que se tuvo que repetir tras un error en el cálculo denunciado por una de las empresas candidatas. En el pleno extraordinario de ayer que se tuvo que repetir por este error, se aprobó con los votos a favor de PSPV que tiene mayoría absoluta.

«El alcalde Zaragozá tiene un cero en inclusión social en la contratación», destacó Raquel Sánchez. La portavoz de Compromís ya votó en contra del pliego en marzo, por no haberse estudiado la municipalización y no introducir criterios sociales, entre otros. Compromís considera que se podían haber incluido también mejoras contra la precariedad feminizada de los contratos temporales de limpieza, por ejemplo.

EU, por su parte, sigue defendiendo la municipalización como la mejor vía para dar un mejor servicio a los ciudadanos y lamenta que «solo se hayan tenido en cuenta criterios económicos», según el portavoz Valentín Mateos, que recuerda que cuando formaba parte del gobierno, sus propuestas de clausulas sociales» fueron paralizadas por el alcalde».

Ignacio Ventura, portavoz del PP, también votó en contra por falta de información. “Lamentamos que no se hayan respondido a algunas de nuestras preguntas el coste anual del personal que se va a sufragar”, además de poner en duda la viabilidad de la empresa que ha obtenido lamayor puntuación.

Finalmente, el gobierno socialista defendió que la varemación y adjudicación ha sido realizado exclusivamente por técnicos que han establecido los criterios más objetivos. En cuanto a la falta de cláusulas sociales, “la contratista sólo está obligada a la subrogación y los temas de inclusión social están poco desarrollados en la Ley 9/2017. De hecho, cuando se deshizo el tema de municipalizar el servicio, se buscó esta opción, diciendo los técnicos que se podía quedar desierto el contrato después de 11 años de precariedad», afirma.

Compartir el artículo

stats