Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reyes, mitos y monstruos en Paterna

Las comisiones viven la jornada de la ‘plantà’ de monumentos con la vista puesta en el acto de lectura de premios de hoy

11

Plantà de las fallas de Paterna 2021

La Plaça del Poble de Paterna acoge hoy desde las 14 horas, el acto de lectura de galardones de los monumentos de las fallas 2020-2021. Las espadas están en todo lo alto y al tradicional mano a mano en la Sección Especial entre Sant Roc y Dos de Maig, se suman Alborxí y Campamento, según los expertos.

El jurado pasará hoy por la mañanana por cada uno de los monumentos tras una jornada de plantà que comenzó ayer de buena mañana. Artistas y falleros se apresuraban a levantar remates y realizar los últimos retoques en unos elementos que han pasado meses almacenados a causa de la pandemia.

En Dos de Maig, el equipo de David Sánchez Llongo trabajaba en el monumento «Sigo siendo el rey», coronado por un mexicano que canta la tradicional ranchera. La vicepresidenta de la comisión Elena Martínez apunta que la canción mexicana sirve para realizar una crítica local y acida de la situación y de quienes son los reyes de Paterna. «Hemos apostamos fuerte por Llongo -plantó en Exposición de València- y hemos hecho un gran esfuerzo, pero no sabemos qué pasara. De todas formas lo importante es plantar y celebrar y cerrar el ejercicio», afirmaba Martínez.

«Los artistas son casi familia»

En Sant Roc, la otra gran favortia, han apostado por «Mito-Lògic», de Miguel Ángel Royo y José Baixauli. Tomando como referencia a diferentes seres mitológicos que componen el monumento, la comisión trata de explicar y desmontar leyendas urbanas de Paterna, así como mitos lógicos e ilógicos del municipio.

Para el vicepresidente, Santi Puentes, poder celebrar las fallas «era necesario sobre todo por los artistas, con los que tenemos casi una relación familiar, que han sufrido muchos por la situación causada por la covid y darle un impulso a su trabajo y puedan trabajar en 2022».

En Alborxí, la plantà de «Mayas», de Víctor Caballero, estaba casi lista de buena mañana, a falta de los retoques de última hora, mientras que los monstruos de la falla de Campament (’Amors impossibles’ de Hermanos Moya) busca dar la sorpresa con sus remates de Dracula, Frankenstein o el hombre lobo.

«Pese a las fechas, hay ganas de disfrutar del ambiente fallero»

La fallera mayor de Paterna, Yaiza Villalón, admitía ayer estar «nerviosa» y «desubicada», casi a partes iguales. Y es que, como trataba de explicar, han pasado ya dos marzos sin fallas plantadas «y ahora que las vamos a celebrar hace calor, vamos en manga corta y tenemos en el armario las parkas y los polares de colores», reconocía. Además, las fallas paterneras se han quedado solas en el calendario, tras la cremà de València y varios pueblos de la comarca, como Torrent, Xirivella, Quart, Mislata, Burjassot o Aldaia.

Pese a las «fechas atípicas», la fallera mayor no esconde que «hay muchas ganas de disfrutar del ambiente fallero, de estar otra vez juntos en la calle y en los casales... Es muy importante celebrarlas y cerrar un ciclo. Todos los falleros necesitan ese ambiente para motivarse, incluso te diría que por salud mental. Las fallas son una rutina dentro del año, es una tradición de marzo, y por eso necesitamos hacerlas. También por los pirotécnicos, los artistas, los que suministran productos a los casales... Todos lo necesitamos y aunque sea en septiembre y un poco raro nos adaptaremos con las mismas ganas», señala Villalón.

La ilusión por la Ofrenda

La máxima representante festiva aguarda con ansia la Ofrenda de mañana. «Es el acto que más ilusión me hace. Estoy esperando un año y medio. Estuve el sábado en la de València y pasar ante la Virgen me trajo muchos recuerdos y al mismo tiempo me decía: ahora solo falta la mía», concluye.

Compartir el artículo

stats