Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CSIF insta a conselleria a autorizar a Silla la compra de un local para el SAMU

El sindicato, tras reunirse con el primer edil, ha sido informado del acuerdo para adquirir el espacio adyacente

Base actual del SAMU

El sindicato CSIF insta a la Dirección General de Asistencia Sanitaria de Conselleria de Sanitat a que autorice la operación para comprar el local adyacente y ampliar la base del Servicio Médico de Asistencia Urgente (SAMU) en Silla. La central sindical ha sido informada por el alcalde de que las negociaciones al respecto están avanzadas y únicamente falta la aprobación de Conselleria. El sindicato ha denunciado en reiteradas ocasiones las deficiencias y escasas dimensiones del local.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que, tras reunirse en septiembre con el alcalde para trasladarle el problema de espacio de la base, ha recibido ahora un escrito firmado por el primer edil en el que informa de que han visitado el local adyacente y que están pendientes de firmar un contrato de arras. La intención del Ayuntamiento, tal como la traslada, consiste en adquirir el local en junio y realizar las obras para adaptarlo a las necesidades de la base. El alcalde avisa de una petición de reunión con la directora general de Asistencia Sanitaria para que autorice la medida.

CSIF agradece la implicación del primer edil para solucionar el problema de las deficiencias de la base comarcal del SAMU en Silla. Una vez dados los pasos necesarios por el Ayuntamiento, el sindicato insta a Conselleria, que no ha contestado a los continuos requerimientos de CSIF, a que acelere esa reunión y dé el visto bueno a la compra para que puedan ampliarse las instalaciones.

La central sindical recuerda que las dimensiones de la base apenas alcanzan los 60 metros. En ella desarrollan su labor cinco equipos, integrado cada uno por tres trabajadores, más un sexto compartido con Sagunto. A la falta de espacio se suman las deficiencias de la nueva ubicación que estrenó el SAMU en 2019, con “multitud de problemas en relación con la extracción de aire caliente, tuberías de desagüe, rebosamiento de aguas e incluso goteras que han obligado a colocar empapadores de agua en el suelo y cubos”.

CSIF añade que esta base la utilizan equipos que pueden sumar hasta 18 profesionales en diferentes turnos, más estudiantes de Enfermería o de Medicina, a los que acoge este habitáculo de “dimensiones tan reducidas que solo dispone de dos habitaciones, lo que obliga a compartirlas, con el riesgo de contagio de covid-19 que supone”. Carece, no obstante, de medios para limpiar el material contaminado.

La central sindical avisa que “este espacio también alberga taquillas, con multitud de cajas sobre ellas, cocina, almacén o sala de estar”. En este contexto, CSIF ha recordado con reiteración a Conselleria, que “el Real Decreto 486/1997 de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad en los lugares de trabajo, señala en su anexo III que la exposición a las condiciones ambientales en los lugares de trabajo no deberá suponer un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores”. La aplicación de esta normativa queda en entredicho en una base de dimensiones reducidas como la de Silla y en la situación de pandemia.

Compartir el artículo

stats