Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vía Pública

Picassent retira más de 2.000 kg de amianto

La sanción establecida para el abandono de residuos peligrosos es de hasta 3.000 euros, según la nueva ordenanza municipal

Un operario con varios de los residuos encontrados A.P.

El Ayuntamiento de Picassent ha gestionado la retirada de una gran cantidad, más de 2.000 kg de elementos de fibrocemento con amianto debido a su peligrosidad, ya que por su composición química el amianto puede liberar fibras perjudiciales para la salud. Un total de 48 puntos del término municipal han sido objeto de esta actuación que se ha llevado a cabo a través de un contrato con una empresa registrada en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo de Amianto) con un coste de cerca de 15.000 euros.

El material recogido ha sido diverso: 1.430 kg de placas de cubierta, 3 sacos “Big Bag” de 1m3 con trozos de placas, bajantes y conductos, 11 depósitos de agua, 170 kg de conductos de diámetro menor de 300 mm y 1 metro de conducto de fibrocemento de más de 500 mm de diámetro

"Es indignante observar el incivismo de algunas personas que lanzan residuos en cualquier lugar"

Conxa García - Alcaldesa de Picassent

decoration

"Es indignante observar el incivismo de algunas personas que por no ir a depositar los residuos donde corresponde los lanzan en cualquier lugar del término municipal. Demuestran muy poca humanidad, sobre todo al dejar objetos con restos de amianto. Desde el ayuntamiento velamos por el bienestar de la ciudadanía por eso sancionamos este tipo de actuaciones según la nueva ordenanza reguladora de limpieza pública”, afirma la alcaldesa, Conxa García.

Sanciones de hasta 3.000 euros

En febrero de 2022, el consistorio aprobó una nueva ordenanza en la cual quedan estipuladas las normas respecto al tratamiento de los residuos, así como también las sanciones que comporta el hecho de no respetarlos. 

Trabajadores con los residuos abandonados en Picassent. A.P.

Las infracciones son clasificadas en leves, graves y muy graves, y en el caso del amianto corresponde a una infracción muy grave, tipificada en el texto: "Abandono de cualquier tipo de residuo cuando se haya puesto en peligro grave la salud de las personas o se haya producido un daño en el medio ambiente". Y también: "Depositar residuos en vertederos clandestinos o el abandono incontrolado de cualquier tipo de residuo". La sanción establecida para este tipo de acciones es de hasta 3.000 euros. 

Compartir el artículo

stats