26 de octubre de 2018
26.10.2018
Investigación

Un republicano radical, detenido por el envío de paquetes bomba en EEUU

Cesar Sayoc, de 56 años y con antecedentes, llevaba su furgoneta llena de imágenes de Trump

26.10.2018 | 17:22
Un republicano radical, detenido por el envío de paquetes bomba en EEUU

Las autoridades estadounidenses identificaron hoy al detenido por el envío de  trece paquetes bomba a figuras del Partido Demócrata como Cesar Sayoc Jr., de 56 años y residente en Florida.

Las autoridades se han incautado, además, de una furgoneta blanca, llena de fotos del presidente estadounidense, Donald Trump, y con imágenes amenazantes contra personalidades como la exsecretaria de Estado Hillary Clinton o el cineasta Michael Moore.

La furgoneta del sospechoso, llena de imágenes de Trump. Foto: AFP



El fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, ha explicado que Sayoc será acusado de cinco cargos que le pueden acarrerar una pena de hasta 48 años en prisión.

"Estos cargos pueden cambiar o ampliarse a medida que prosiga la investigación", dijo Sessions durante una rueda de prensa.

Por su parte, el directo del FBI confirmó la identidad del sospechoso y afirmó que han detectado trece "dispositivos explosivos improvisados" en los paquetes que envió a figuras de todo el país. "Podría haber otros paquetes en tránsito ahora mismo (...). Tenemos que seguir vigilantes", alertó Wray.

El responsable del FBI descartó que los dispositivos pudieran ser "falsos", como indicaba una teoría de la conspiración difundida en las redes sociales.

"Aún estamos tratando de determinar si habrían funcionado o no (...), pero contenían material energético (...) que podría ser peligroso para el público", añadió.

Sessions reconoció que el sospechoso pareció actuar guiado por su ideología "partidista" y subrayó que la "violencia política" es algo "absolutamente inaceptable".

Wray aseguró, sin embargo, que "todavía es demasiado pronto para hablar sobre los motivos" que llevaron a Sayoc a enviar los paquetes.

Sayoc, de 56 años y residente de Aventura (Florida), ya ha sido acusado formalmente ante un tribunal federal de Nueva York, según el documento de acusación.

Los cinco cargos que se le imputan son transporte ilegal de explosivos entre estados, envío ilegal de explosivos, amenazas contra expresidentes y otras personas, amenazas interestatales y asalto a agentes federales de las fuerzas del orden.

"(Sayoc) intentó transportar (...) un explosivo con el conocimiento y la intención de que sería usado para matar, herir e intimidar a individuos", se señala en el escrito de acusación.

Las autoridades encontraron a Sayoc gracias a que lograron aislar una de sus huellas dactilares en el paquete que envió a la congresista demócrata Maxine Waters, que el FBI comenzó a analizar ayer, detalló el director de esa agencia.

Según su página de Linkedin y sus cuentas en las redes sociales, Sayoc se dedicaba a la industria del entretenimiento.

Su abuelo era de origen filipino y fue cirujano en Estados Unidos, donde se dedicaba a operar los rasgos faciales de personas asiáticas para hacerles parecer más occidentales.

Sayoc se inscribió para votar por primera vez en Florida el 4 de marzo de 2016 y no hay registro previo a esa fecha, según el diario "The Wall Street Journal", que cita fuentes oficiales.

El sospechoso se registró como republicano y votó en las primarias presidenciales de ese año y en las elecciones generales, además de sufragar primarias en Florida en 2018.

Los registros judiciales a disposición del público muestran que Sayoc ya había sido arrestado en Miami en 2002 por una amenaza de bomba, por lo que fue condenado a un año de libertad condicional.

En 2012 se declaró en bancarrota, alegando que poseía un total de 4.175 dólares en activos personales y 21.109 dólares en pasivos mientras trabajaba como gerente de una tienda en Hollywood, en Florida, y vivía con su madre con un sueldo de 1.083 dólares al mes.



Desde el lunes se elevan ya a trece los paquetes sospechosos remitidos a personalidades demócratas del país, en lo que las autoridades han calificado de "terrorismo".

Entre los destinatarios se encuentran Clinton, el expresidente Barack Obama, el exvicepresidente Joseph Biden, el actor Robert de Niro y el inversor George Soros, entre otros.

Las autoridades intentan ahora determinar si los dispositivos estaban diseñados con la intención de explotar o si simplemente fueron enviados para sembrar miedo, ya que ninguno de ellos llegó a estallar.

El FBI confirmó el jueves que la legisladora demócrata Debbie Wasserman Schultz aparecía como remitente en los paquetes enviados a las personalidades políticas.

En declaraciones a la prensa en Hollywood (sur de Florida), Schultz aseguró que, a pesar de esos "ataques" a la democracia, van a seguir luchando para que el país recupere la "cordura y el equilibrio" e instó a "bajar el tono". "No nos vamos a dejar abatir por la violencia, el vitriolo y el veneno", subrayó.

Schultz representa en la Cámara de Representantes a un distrito de Florida y, entre 2011 y 2016, fue la presidenta del Comité Nacional Demócrata (DNC, en inglés), el órgano que dirige el Partido Demócrata.

Estos sucesos se producen cuando apenas quedan dos semanas para la celebración de elecciones legislativas en el país, el próximo 6 de noviembre.

El propio Trump afirmó hoy que el envío de paquetes bomba ha frenado el impulso de los candidatos republicanos de cara a esos comicios legislativos, que servirán para elegir a un tercio de la Cámara de Representantes y a la totalidad del Senado.

Los demócratas y CNN han reprochado a Trump su retórica incendiaria contra el partido contrario y la prensa. El presidente, por su parte, ha reconocido que estos envíos son un "acto de violencia política" pero ha señalado a los medios de comunicación como responsables.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas