17 de octubre de 2019
17.10.2019
Brexit

Los líderes europeos celebran el acuerdo pero piden prudencia

Recuerdan que es necesario esperar al resultado de la votación del sábado de la Cámara de los Comunes

17.10.2019 | 16:48
Los líderes europeos celebran el acuerdo pero piden prudencia

Los líderes de la Unión Europea han recibido con entusiasmo el acuerdo entre Bruselas y Londres para asegurar un Brexit ordenado, pero al mismo tiempo han hecho un llamamiento a la prudencia ante la posibilidad de que sea rechazado de nuevo por el Parlamento británico, una situación que ya se dio hasta en tres ocasiones cuando Westminster se pronunció sobre el acuerdo logrado por el Gobierno de Theresa May.

Así se ha expresado, por ejemplo, el primer ministro belga, Charles Michel, que será a partir del 1 de diciembre el nuevo presidente del Consejo europeo. "Estoy feliz y soy positivo, pero también soy prudente", ha confesado a su llegada a la cumbre, para después recordar que "no es la primera vez" que los líderes europeos bendicen un acuerdo que después es tumbado en Londres.

En todo caso, Michel ha destacado que se trata de "una buena noticia" y "un paso en la buena dirección" que permitirá "tal vez" pasar a la etapa siguiente, que es la negociación sobre la relación futura entre las dos partes.

En la misma línea se había expresado antes el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien ha confesado estar "satisfecho" con el acuerdo, pero también ha instado a ser "razonablemente prudentes" mientras se superan las distintas etapas hacia su ratificación completa.

La Cámara de los Comunes ha convocado formalmente una sesión este sábado para votar el acuerdo pactado entre Bruselas y Londres, pero no está todavía asegurado que vaya a salir adelante. De hecho, el Partido Unionista Demócrático (DUP) ha anunciado que no lo apoyará.

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, ha avisado de que ya no se trata de decir si se está a favor o en contra del Brexit en sí mismo, sino de significarse respecto a si se quiere que la ruptura sea "dura" o no. Por ello ha confiado en que "sean razonables el sábado en Londres" y entiendan que "es por el bien de todos (que deberían) decir 'sí'".

Preguntado por el voto en Westminster, el primer ministro Irlandés, Leo Varadkar --que considera que se trata de un "buen acuerdo"-- ha preferido no comentar cuál las distintas posiciones de los partidos británicos en la votación del sábado y ha abogado por dales "tiempo y espacio" para tomar una decisión "por sí mismos".

El análisis positivo del irlandés es "una señal muy importante" para la canciller alemana, Angela Merkel, quien ha asegurado que su Ejecutivo todavía lo tiene que "examinar", pero ella es "optimista".

También participa en la cumbre de líderes europeos la futura presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien se ha confesado "aliviada" por el acuerdo, aunque también "triste" por el hecho de que Reino Unido vaya a abandonar el bloque.

Para la alemana, el Brexit representa "el comienzo" de la nueva relación entre Bruselas y Londres, en la que desea una cooperación "cercana e intensa". Von der Leyen ha recordado que su Comisión "trabajará duro" para conseguir un "buen acuerdo" en las negociaciones que comenzarán para establecer los términos de dicha futura relación.

Negociaciones inmediatas sobre la relación futura

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha ofrecido este jueves al primer ministro británico, Boris Johnson, empezar a negociar el marco de las relaciones futuras entre la Unión Europea y Reino Unido como país tercero "inmediatamente" después de que el acuerdo del Brexit sea aprobado definitivamente.

"Le toca a los dos Parlamentos (británico y europeo) decir la última palabra", ha avisado Juncker en una comparecencia sin preguntas acompañado por Johnson, quien ha llegado a Bruselas para participar en la cumbre europeo en la que se espera que los líderes den su visto bueno al texto.

Johnson, por su parte, se ha mostrado exultante porque los negociadores de Bruselas y Londres hayan conseguido cerrar un texto legal que sustituye la salvaguarda irlandesa diseñada inicialmente por otro sistema con las mismas garantías en cuanto a la protección del Mercado Único y la frontera sin controles entre las dos irlandas.

"Este acuerdo significa para nosotros, Reino Unido, que podremos llevar a cabo un Brexit real, que reúne nuestros objetivos", por lo que ha instado a la Cámara de los Comunes a "unirse para cumplir" el Brexit "sin más retrasos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook