16 de mayo de 2018
16.05.2018
Abandono

Detienen a una mujer en Dénia por tirar a su caniche a un contenedor de basura

El animal, que ya se ha recuperado, fue hallado sucio y asustado

16.05.2018 | 14:24
Detienen a una mujer en Dénia por tirar a su caniche a un contenedor de basura

Lloriqueando y con cara de asustado encontró un vecino de Dénia un pequeño perro dentro de un contenedor de basura. El hombre reconoció que el caniche, de nombre «Jenny», era de una vecina de su urbanización y avisó a la Policía Nacional, que procedió al arresto de la mujer, de 50 años, por maltrato animal y por una reclamación judicial relacionada con un caso de malos tratos con su expareja. Precisamente la Policía baraja que la mujer tirara al perro al contenedor de la basura porque era de su excompañero pese a que ella figura como titular del animal.

El suceso ocurrió el martes por la tarde cuando un vecino de la calle Taronja de Dénia bajó a tirar la basura y al abrir el contenedor vio qué había un pequeño perro en mal estado. El animal, un pequeño caniche, estaba asustado y el vecino lo recogió y alertó a la Comisaría de Dénia del hallazgo.  El caniche ya se ha recuperado totalmente. Es un perro precioso, tranquilo y muy cariñoso.

Desde la sala del 091 se envió a una dotación con tres agentes a la urbanización con el fin de verificar los hechos denunciados. Los policías subieron al domicilio del vecino que localizó el perro y lo sacó del contenedor. Vieron que el perro tenía mal aspecto y se encontraba muy sucio, por lo que avisaron de inmediato a la Asociación Protectora de Animales de Dénia (APAD).

Miembros de APAD se personaron en la casa y comprobaron a través del chip que el perro estaba a nombre de la vecina del hombre que alertó a la Policía.

Requisitoria judicial

Los agentes acudieron a entrevistarse con la dueña del perro para aclarar lo ocurrido y al comprobar su identidad descubrieron que había en vigor una orden de búsqueda, detención y personación dictada por el juzgado de Instrucción número 1 de Dénia. Por ello, procedieron a su arresto por la requisitoria judicial y como presunta autora de un delito de maltrato animal.

Fuentes policiales explicaron a este diario que lo más probable es que la mujer tirara al perro al contenedor de basura como represalia hacia su expareja, ya que era el dueño del animal aunque estuviera a su nombre. Asimismo, la reclamación judicial está relacionada por un caso de malos tratos a su excompañero. El perro rescatado se quedó en el domicilio del vecino que lo encontró en la basura.

En la Marina Alta, se han convertido en los últimos años en habituales los abandonos en contenedores de mascotas, sobre todo de camadas de perros y gatos recién nacidos. Es un problema de maltrato animal que ha ido a más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook