14 de marzo de 2019
14.03.2019

Xàbia construirá cuatro colectores en el Montgó, el Cap de la Nau y Lluca para conectar 8.000 chalés al alcantarillado

Las obras suben a 8 millones de euros; el proyecto es indispensable para poder aprobar el nuevo plan estructural

14.03.2019 | 07:49
Xàbia construirá cuatro colectores en el Montgó, el Cap de la Nau y Lluca para conectar 8.000 chalés al alcantarillado

Xàbia tiene que poner ya fecha para resolver el problema de sus 8.000 casas que no están conectadas al alcantarillado. La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) le ha advertido que sin un proyecto que acabe con este potencial riesgo de contaminación (las fosas sépticas pueden filtrar aguas fecales al subsuelo) no dará su visto bueno imprescindible al nuevo plan general estructural.

El alcalde, José Chulvi, y la concejala de Urbanismo, Isabel Bolufer, presentaron ayer junto a los técnicos municipales el gran proyecto de alcantarillado. El ayuntamiento construirá cuatro grandes colectores, dos de ellos en el Montgó, otro en el Cap de la Nau y uno más en Lluca. Se tendrán que conectar obligatoriamente las viviendas que queden a menos de 100 metros lineales. La inversión es de 8 millones de euros. El ayuntamiento la pagará en cuatro años. El próximo otoño ya estarán listos los pliegos de las obras y se podrá sacar el proyecto a licitación. Cada vecino pagará el enganche. El consistorio financiará con una nueva tasa los depósitos estancos de las viviendas que, al quedar a más de cien metros de los colectores, seguirán sin poder conectarse a la red de saneamiento.

El alcalde describió el proyecto ante numerosos vecinos. El alcantarillado, ligado siempre al desarrollo urbanístico, es una cuestión que suscita mucho interés. Eso sí, anunciar una tasa en víspera de elecciones es un gesto que, más que valiente, es osado.

El proyecto también da solución a las viviendas que se queden a más de cien metros de los nuevos colectores. Deberán contar con un depósito estanco. Podrán engancharse un máximo de 250 viviendas. Y los depósitos, que se deberán vaciar regularmente, los gestionará el consistorio.

El problema de las miles de casas sin alcantarillado viene de los momentos de gran expansión urbanística. Es intrínseco al modelo de chalés diseminados de Xàbia. Además, la bola se hace gorda año tras año. En 2017, el 14 % de las licencias que se dieron para construir nuevas viviendas fue en suelos sin alcantarillado. El pasado año ese porcentaje subió al 16 %.

Mientras, otra zona sin alcantarillado es la del litoral del Primer Muntanyar. El alcalde dijo que el ayuntamiento convocará un concurso de ideas que desarrolle un proyecto medioambiental y estético y que dé solución a la falta de red de saneamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook