Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Acuamed abona el terreno para exigir el pago de 40 millones por la desaladora»

La desalinizadora de Sagunt sigue como uno de los grandes asuntos pendientes para el ayuntamiento, al que el convenio firmado con Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed) para su construcción carga toda la responsabilidad, a falta de clientes, en la millonaria amortización. El portavoz municipal del PP, Sergio Muniesa, ha recordado la situación en la que se encuentra esta «obra faraónica sin sentido» y ha reclamado los informes que el gobierno local se comprometió hace tres meses a elaborar con el objetivo de encontrar las fórmulas legales para anular el mencionado convenio.

«La complicidad del PSOE y sus socios con la desaladora es cada día más sospechosa, porque, por un lado, piden al Estado que asuma su coste, pero, por otro, incumplen los plazos para presentar los informes que solucionen este error, aunque sea a través de la vía judicial», apunta el popular. Muniesa añade que «hemos reiterado en infinidad de ocasiones al alcalde que trabaje para que no se aplique un convenio que será una ruina para la ciudad y que defienda el metro cúbico como vía principal de suministro de agua».

El portavoz municipal en Sagunt reitera que este convenio «ha significado que la desaladora se convierta en una ‘desangradora’ para los vecinos, que amenaza con encarecer el recibo del agua. Pero, mientras todo esto pasa, Acuamed sigue abonando el terreno para exigir el cumplimiento del acuerdo y el pago de unas facturas millonarias de más de 40 millones, de una infraestructura que no hace falta».

Usuario único

Muniesa concluye que «esto seguirá siendo así mientras exista ese convenio, porque la decisión del tripartito nos convierte en usuario único, pese a nuestra oposición».

Compartir el artículo

stats