Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tribunal de contratos obliga a la SAG a rectificar una adjudicación de 95.000 €

La empresa municipal de Sagunt dio la mayor puntuación para la compra de un tractor a una oferta que no cumplía las exigencias técnicas

Un tractor utilizado por la SAG como parte del dispositivo de Playas. | LEVANTE-EMV

Un tractor utilizado por la SAG como parte del dispositivo de Playas. | LEVANTE-EMV

La Sociedad Anónima de Gestión (SAG) ha vuelto a ser castigada por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (Tacrc). En esta ocasión ha sido por un contrato de cerca de 95.000 euros para el suministro de un tractor, que la empresa municipal de Sagunt necesita para las «labores propias» de un vehículo de este tipo, que demandan «la utilización de aperos y accesorios que requieren una elevada potencia de motor para desarrollar los trabajos adecuadamente».

Esta licitación, que iba acompañada de otros tres lotes y se puso en marcha el pasado 19 de enero, suscitó el interés de dos empresas, entre las que el órgano de contratación de la SAG, presidido por su gerente, Enrique Catalá, eligió originalmente una que no cumplía con los requerimientos del pliego de condiciones. Así lo determinó el Tacrc tras el recurso de la otra firma, Agrimulsa, que ha sido finalmente la adjudicataria del contrato, según se acordó la semana pasada.

Entre las 45 características técnicas mínimas que requería la SAG para este tractor, a la otra oferta le faltaron «la transmisión, que no es una range command y no incluye un cambio bajo de carga de 6 marchas en cada uno de los grupos que la componen. Además, no presenta un freno de parking electrónico y la cabida suspendida no es regulable en cinco puntos», según el recurso de Agrimulsa.

El Tacrc admitió que la oferta en revisión había marcado con un «sí» todas las características técnicas y que la exclusión de unas plicas en un procedimiento de contratación debe producirse por ser «abiertamente contraria a los requerimientos del pliego de prescripciones técnicas, cuestión que no concurre en este procedimiento».

Sin embargo y a raíz de las alegaciones presentadas por la primera empresa adjudicataria se concluye que hubo «un incumplimiento claro de los requisitos técnicos exigidos al tractor», ya que «el bloqueo de posición en parking de transmisión no es electrónica, sino mecánica», mientras que el cambio de marcha tampoco se ceñía a las especificaciones ni sirvió el argumento de que «es más adecuado para el trabajo a realizar, ya que se reduce el consumo y las averías».

Compartir el artículo

stats