Hallan en Gilet un puesto de tiro de la Guerra Civil en perfecto estado

Las dimensiones de la construcción y su conservación hacen augurar que la localidad contó con una línea defensiva de gran importancia

Puesto de tiro que ha salido a la luz tras la excavación.

Puesto de tiro que ha salido a la luz tras la excavación. / Dani Tortajada

Marián Romero Torres

Marián Romero Torres

Los trabajos de arqueología que se están llevando a cabo en Gilet para recuperar una importante línea de trincheras de la Guerra Civil Española han sacado a la luz un puesto de tiro en perfecto estado, de dimensiones inesperadas. Así lo explicaba a Levante-EMV el arqueólogo al frente de la excavación, José Rafael Martínez. Se trata de una especie de fortín o puesto de cinco metros de largo y 1,5 m de ancho, con un a altura de casi 1,80 metros. "Sabíamos que había este puesto, pero desconocíamos que fuera tan grande y que su estado fuera tan impecable, ha sido toda una sorpresa", adelantaba.

La sospecha se generó al localizar una tronera de 30 centímetros de alzado, lo que ponía sobre la mesa pistas acreca de esta construcción. Sin embargo, "trabajábamos a ciegas, desconocíamos lo que nos íbamos a encontrar porque no había nada documentado. A medida que fuimos excavando, nos topetamos con unas paredes de piedra, mampostería, un pasillo y un ángulo recto, para acabar dando con un suelo de hormigón , que era el de la fortificación. Todo en perfecto estado", afirmaba el director de los trabajos. Además, el puesto cuenta con seis troneras (huecos donde se colocaban las armas) lo que indica que hasta seis personas podían ocuparlo. Dato que también hace intuir que no eran pocos los que estaban tras esta línea defensiva, añadían desde el equipo.

Vista de las Troneras

Vista de las Troneras / Dani Tortajada

Esta no es la única sorpresa con la que esperan encontrarse los arqueólogos, ya que según el estudio de prospección del terreno realizado por Martínez en 2018, a lo largo de la línea de trincheras aparecen otros cinco puestos de tiro e incluso esperan hallar un segundo nido de ametralladora que cierre la línea defensiva como la descubierta en la primera fase de actuación, que la abrió.

Segunda línea

El buen estado del primer nido de ametralladora y ahora el del puesto de tiro hacen aseverar a la dirección de los trabajos que esta era una línea de defensiva de bastante importancia. "Era la segunda después de la XYZ, que fue la mayor línea defensiva de España en la Guerra Civil. Esta era conocida como la línea del Palancia, que cuidaba de la cuenca del río y de la carretera de Teruel".

Esta actuación forma parte de la II fase de intervención para la recuperación de las trincheras de Gilet, de la que quedan otras dos fases más. La III fase esperan que pueda dar comienzo en el mes de febrero y de la cuarta, todavía se desconocen las fechas. Hasta el momento, se ha excavado cerca del 50% de la línea, unos 330 metros (I y II fase) y todavía quedarán por desenterrar otros 300 metros, en total, más de medio kilómetro de trincheras, que rodeaban toda la montaña, de norte a sur. A estos trabajos se sumarán los de la puesta en valor de este patrimonio histórico, que pasa por paneles informativos, dípticos y visitas guiadas, que ya se están preparando.

La existencia de esta importante línea defensiva también hace sospechar de la proximidad de polvorines en la zona, aunque por ahora, no se ha abierto una investigación al respecto, ni tampoco hay fondos.

La espectacularidad de esta línea defensiva ha llamado la atención de otros municipios cercanos, que ya han solicitado los trabajos y estudios pertinentes para poner en valor las suyas.