Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abanico asistencial

Montoro tuvo el detalle de sacar a la luz su primer informe sobre los impagos por parte de las administraciones, que radiografía el colapso financiero, en la víspera de que Fabra inaugurase el súper edificio de la Mutua de toda la vida que, por si no fuera bastante, se ha levantado frente por frente al Hospital General de Alicante. Y todavía dirán que el ministro de Hacienda la tiene tomada con el presi del Consell. Después de hacerse público los resultados del chequeo realizado por Hacienda, que muestra que la nostra se ha convertido en la mayor hipoteca de todas las autonomías habidas y por haber con una tela marinera pendiente que supera los cuatro mil millones de euros, qué mejor escenario que el de un centro asistencial a la última para no quedarse en el sitio. Es preciso, no obstante, buscar el lado positivo del asunto. Y sí, la Comunitat Valenciana es la que lidera la clasificación por lo que una circunstancia de ese grosor lleva aparejado que, para lo bueno y para lo malo, estén más pendientes y no perdidos en medio del pelotón por quinientos o mil millones menos que tampoco nos sacarían de pobres. Así que, cuando el Gobierno central insta al de aquí a retomar la tijera o a generar más ingresos, se trata de un revulsivo para estrujarse el coco. Que Carlos Fabra, uno de los que ha coadyuvado al esplendor, ingresa en la trena, pues a explotar los derechos de retransmisión. Y así sucesivamente porque sin ir más lejos, ahí, tenemos campo.Por si acaso no da, el molt anduvo muy atento a los servicios de que dispone el nuevo centro: urgencias, asistencia, rehabilitación y traumatología, escuela de espalda, laboratorio de biomecánica, psicología, psiquiatría, unidad de rehabilitación cardíaca, de radiología digitalizada y del sueño. Aunque le impresionó, lo tiene bastante claro en lo que a él respecta. Y si pudiera haber más unidades...

Compartir el artículo

stats