24 de julio de 2020
24.07.2020
Levante-emv

Los aplausos merecidos

25.07.2020 | 00:17
Los aplausos merecidos

Con los que los Ministros del Gobierno han recibido al Presidente Pedro Sánchez, a la vuelta de Bruselas, han sido aplausos bien merecidos.
Aunque se hayan pasado muchas tensiones durante las negociaciones, para lograr un Acuerdo, después de 90 horas de negociaciones, la Unión Europea ha pactado el mayor salto en un modelo presupuestario de las últimas décadas.
Este acuerdo ha superado las diferencias que habian entre los 27 países, que han sido bien evidentes en todo el proceso negociador. Acordándose un fondo para paliar los daños económicos del Covid-19, de 750,000 millones de euros , y un nuevo marco financiero para 2021-2027, de más de un billón de euros.
Por primera vez, las subvenciones se financiarán con emisiones de deuda conjunta, un acontecimiento que nunca se había realizado en la senda de una posible unión fiscal.
Que el calificativo de "Histórico" que han hecho varios líderes, y que se reconociera este acuerdo en este momento, como "El más importante en Europa, desde la creación del euro" ha sido la mejor calificación que se ha dado a este acuerdo. Ello ha supuesto un giro copernicano de los socios del Norte, que han renunciado al veto a los acuerdos, en favor de los países más afectados por la pandemia. España recibirá del fondo, 140,000 millones de euros , de los que algo más de la mitad, serán ayudas directas.
Estos pactos, van a facilitar el camino de los Presupuestos, que nuestro Gobierno tiene que presentar en septiembre, para su aprobación.
Claro que la condicionalidad de las ayudas, supone un problema para la Reforma Laboral, que Bruselas, no ve con buenos ojos. El Pacto Europeo, pone a prueba las reformas, pero va a facilitar el Presupuesto para el proximo año. Las dificultades para el cambio, en el mercado laboral, habra que superarlos. Porque si las ayudas europeas, permiten pensar que ese primer escollo presupuestario, está casi salvado, hay que ser conscientes de las dificultades .Ya que el acuerdo, permite diseñar politicas Keynesianas, pero a la vez, deja las manos atadas para la agenda de las reformas, en particular, con la derogación de la Reforma Laboral .

Sobre este tema, habrá que conseguir las posibilidades existentes, para retrasar el calendario en la Normativa Laboral . Superando la controversia generada entre el PSOE y Unidas-Podemos. Porque los socialistas tratarán de retrasar los cambios de mayor calado, más allá del horizonte de otoño, que tienen en mente los Sindicatos y Unidas-Podemos. Y ahí van a aparecer las tensiones.
Pero como es un asunto de fondo, yo creo que la cohesión demostrada suficientemente del Gobierno, sabrá encontrar el momento, la fecha idónea, como ha ocurrido con otras medidas retrasadas por la pandemia.
Bruselas asegura, que no tiene sentido dar marcha atrás a reformas que han funcionado, refiriéndose a la Reforma Laboral de Mariano Rajoy, y desde Unidas-Podemos, apuntan a que la mesa del Diálogo Social para la derogación de la reforma, que paralizó la pandemia, se retomará en cuanto sea posible.
En fin, que el acuerdo, ha sido bueno para España y para Europa, aunque tengamos que aplicar ciertas reformas. Pero estas tendrán que llevarse a cabo, cuando las circunstancias, las hagan posible.
La capacidad de negociación que ha mostrado en Bruselas, Pedro Sánchez, y que no ha sido ninguna novedad, por ser suficientemente conocida, volverá a manifestarse para acordar en nuestro país, el ritmo y el momento en que las reformas procedan llevarse a cabo.
Ahora, lo que necesitamos es que el dinero que nos han concedido sea bien administrado para lograr la reactivación de nuestra economia y del Estado de Bienestar.
Yo espero que asi sera con este Gobierno que tenemos. Por eso desde aquí quiero transmitir mi más sincera enhorabuena a Pedro Sánchez y a todos los funcionarios que han estado defendiendo en Bruselas, los intereses de los españoles y de España, que han hecho posible el acuerdo alcanzado.
¡Si ! La enhorabuena a todos ellos, una enhorabuena, a la que todos los españoles nos deberíamos sumar, aplaudiendo por lo logrado por la talla negociadora de Pedro Sánchez.
Pero en estos momentos, mi deseo es, que Pablo Casado no siga apropiándose del éxito conseguido por Pedro Sánchez. Y por supuesto, tampoco se apropie de mi enhorabuena, que no es para agradecerle la vergonzosa campaña anti-España que estuvo llevando a cabo con los países más reacios al acuerdo alcanzado.
Asi lo creo y así lo digo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook