Opinión

Educación investigada

   “Jamás de los jamases se expedientará a la privada, la innovación no es que todo el mundo tenga tablet, en los veintitrés años de Rita Barberá se ha trabajado para denigrar la educación,”. ¿Qué futuro se vislumbra para le educación en la Comunidad valenciana tras el giro político? Beatriu Cardona docente y formadora en derechos laborales e igualdad comentó gestos preocupantes del nuevo equipo respecto a la gestión educativa. “¡Ah!, ¿pero eso ha de ser en julio? ¡Ah! ¿pero eso se tiene que comunicar?”.

En L´Octubre Centre de Cultura Contemporània se presentó el minucioso trabajo de literatura científica especializada titulado: “La reproducción de las desigualdades sociales en el sistema educativo. El mapa escolar de València”. (“Políticas de zonificación, libertad de elección y segregación escolar”) el cual ha visto la luz tras un “proceso de persecución política, jurídica y criminalización mediática”. Obra conjunta de notables profesionales iniciada en el año dos mil diecisiete y dirigida por el profesor José Manuel Rodríguez Victoriano del departamento de Sociología y Antropología Social de la Universidad de Valencia, este tomo ciertamente se convertirá en manual de estudio digno de pasar a la historia como lo hizo la novela de Herman Melville “Moby Dick, o a Guerra y Paz” de León Tolstoi. Educación segregada es igual a sociedad segregada y hasta que tal discriminación no se plantee de forma inminente como algo a erradicar siempre existirá un alumnado impedido de progresar equitativamente. “Aún hay centros que segregan, aulas que avanzan en materias y otras en domesticar al alumnado”, puntualizaría un versado interviniente haciendo hincapié en designar a las cosas por su nombre: la “escuela capitalista”.

¿Desconexión de cierto profesorado ante las trascendentes realidades de algunos distritos? “Es que en la escuela no te hablan nada de la vida real” ¿Por qué es tan drásticamente irremediable el fracaso estudiantil en dichos entornos? Enrique Martín Criado Doctor en Sociología, catedrático en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla señaló la excelencia educacional de Finlandia en las pruebas PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico), en dicho país del norte de Europa “nadie habla de elegir escuela, no hay una diferencia entre buenas y malas escuelas, todo el mundo va a las escuelas públicas del barrio y va andando”. En Finlandia existe la equidad educativa y “se aprende mucho más”, la figura del maestro o maestra “es muy importante y avanza todo el mundo”. ¿Por qué la estigmatización en centros sitos en distritos periféricos se acrecienta cuando actualmente la necesidad habitacional de las familias las lleva a domiciliarse en entornos vecinales aledaños? ¿Por qué los centros educativos ubicados en zonas económicamente solventes escolarizan a un número muy bajo de estudiantado extranjero? ¿Qué motiva la escisión entre alumnado y claustro en algunos colegios públicos? Básicamente el exiguo “capital cultural, el nivel de estudios parental, los niños que vienen de barrios obreros para ellos es un idioma extraño” el del profesorado, todo les suena a marciano, en contraposición a escolares de “familias que tienen estudios”. Un chico de dieciséis años al abandonar la escuela confesaría que: “¿Para qué iba a ir a clase si no me enteraba de nada?” hablan “con palabras de diccionario”. Estas y otras muchas desventajas acumulativas, curso a curso, generan una embrollada madeja que ofusca el aprendizaje hasta materializarse en desmotivación y fatídica rebeldía, “los chicos desarrollan una cultura antiescolar” basada en fastidiar al docente que tiene que pasar el ochenta o noventa por ciento del tiempo poniendo orden. Azouz Begag economista, sociólogo y escritor francés de procedencia argelina, escribiría en “El niño de Chaàba (poblado de chabolas a las afueras de Lyon)”: “Desde hace algunos meses he decidido cambiar. No me gusta estar con los pobres, con los ignorantes. Quiero ser de los primeros, como los franceses (…) Quiero demostrar que soy capaz de ser como ellos, incluso mejor, aunque viva en el Chaàba”.

”Centros ingobernables de los que todo el mundo huye, escuelas gueto, escuelas refugio”. Madres de barriadas obreras se esfuerzan lo indecible en realizar los deberes escolares con sus hijos e hijas y en muchos casos ni tan siquiera se las considera, “encima les decían que eran malas madres” por no asistir a las reuniones del centro, cuando la realidad era que “no iban porque las humillaban”. ¿Hasta cuándo seguir con “un sistema Ikea de móntatelo como puedas” que pone en un brete las capacidades familiares? Ese método es factible para “quien tiene recursos y puede ayudar a los hijos” con clases particulares de apoyo que cuestan dinero. “Si tienes un alumnado de familias cultivadas, dar clase es muy fácil”. ¿Segregación que vacía escuelas de “buenos alumnos y se llenan de antiescolares”? “Si meto a todos los buenos en un solo lugar cambio la directrices de clase”. Esperanza Aguirre exministra de Educación y Cultura durante la presidencia gubernamental del Partido Popular con Aznar preconizaba la segregación pura y dura reagrupando a los denominados “buenos alumnos” en puntuales colegios. ¿Qué porvenir se augura al alumnado ante el desbarajuste entre titulaciones y la realidad laboral? “Las clases medias están al borde de un ataque de nervios, están muy crispadas, faltan mecánicos y sobran sociólogos por un tubo, y pedagogos más”, ¿Fuerzas gubernamentales tras la victoria de la segregación educativa? El escritor y ensayista inglés William Hazlitt apuntaba que: “La estupidez es tan consistente como la sabiduría”.

¿Por qué hay “poquísimos centros gratuitos de cero a tres años”? ¿Se piensa en solucionar tal carencia en el siglo veintiuno o habrá que esperar al venidero cuando la humanidad deba acondicionar Marte, o cualquier otro planeta, para sobrevivir? ¿Qué hay de los sindicatos del sector? CSIF representando a docentes en centros públicos, ANPE (Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza, para primaria y secundaria en la pública), STES-Intersindical tanto para al sector público como privado, FSIE para la privada y concertada, la Federación Estatal de Sindicatos de Enseñanza de la CGT, también USO tiene a la Federación de Enseñanza, por su parte CCOO dispone de su Federación de la Enseñanza y por último la UGT con la Federación de Trabajadores de la Enseñanza. ¿Gestionaran nuevas adecuaciones laborales para escenarios educativos que se avecinan cambiantes merced a la inteligencia artificial y demás componendas puntuales y locales? ¿Qué papel desempeñan los enchufes tácitos o solapados en el criterio de evaluación y proceso de admisión para acceder a una plaza escolar y a la puntuación requerida? “Para ellos yo soy rica”, comentaría una madre solicitante que no cumplía con requisitos como el de familia monoparental o numerosa. “Somos unos ingenuos” afirmó Francisco Javier Murillo director de la Cátedra UNESCO en Educación para la Justicia Social de la Universidad Autónoma de Madrid. Todos los ciclos políticos han dejado bien patente la separación entre quienes van a ser parte de una élite y quienes por el contrario conformarán la masa obrera, sin duda “un fenómeno buscado” y apoyado con fatuos mensajes de presumida meritocracia. ¿Ley del esfuerzo? ¿Igualdad de oportunidades? Peroratas para esconder vilezas y distingos que utilizan la culpabilidad imbuida a niños y niñas señalándolos por los fracasos escolares y así “se quedan tan contentos”. En Madrid ante la segregación escolar la respuesta es la de: “Eso no es verdad, eso no importa”. En la Comunidad Valenciana la contestación oficial pone los pelos de punta: “¿Segregación? ¿Qué es eso?”. ¿Por qué es sistemático dar la sensación de estar en la parra o esgrimir el negacionismo más artero obviando que “no hay nada peor que quitarle a una persona el derecho a una educación de calidad”? Claramente interesa “que los pobres estén en un barrio” hasta que llegue el momento en que las denominadas “buenas escuelas”, apoyadas con dinero público y encumbradas por mensajes y acuerdos trileros, sobrevivan mientras “las otras cerraran”. Centros privados y privados concertados ni por asomo tratan de cumplir con el treinta por cien de alumnado extranjero, pero hete aquí que “¡jamás se ha abierto un expediente!”. Si es ilegal cobrar dinero sin cubrir la cuota ¿qué hace la inspección? Negocios privados mantenidos con subvenciones y fondos públicos más lo pagado por la familia del escolar se multiplican hasta arrasar en estratos universitarios. “Con la educación privada no podemos acabar con la segregación”. ¿Hasta cuándo esa discriminación socioeconómica, por origen nacional o género en los centros concertados? Doble red escolar igual a segregación sin ambages.

“Me encontré con el juez instructor, me acerqué y le entregué un libro que llevaba en la mochila, hemos sido perseguidos por los Polifemos (monstruosos titanes)” que moviendo los hilos pertinentes, tanto jurídicos como periodísticos, quisieron evitar la publicación, y, “¿todo esto para qué sirve?”, preguntaría uno del colaboradores del trabajo. “Estará condenada a estar guardada” como otros punzantes informes. En twitter se lee: “el mejor texto que habla de la segregación escolar, cuando un partido político considera un delito la investigación científica de la enseñanza obligatoria”. Recalcaría el presentador del evento, sociólogo, escritor y cantante Rafa Xambó la insidiosa persecución al rector del trabajo “acusando a Manolo de falsedades” a la par que aseveraba que “por primera vez Valencia tiene una investigación que demuestra las falacias de la derecha en el sector educacional, sería necesario poderla continuar… no será posible con el gobierno actual”. “Parece mentira que las instituciones públicas pongan todavía obstáculos para estas investigaciones, no están favoreciendo la inclusión”. Francisco Sosa Wagner jurista y escritor concluiría: “No ignoro a lo que me aventuro al escribir este ensayo, pero ensayar, además de escribir algo, implica al mismo tiempo asumir un riesgo”.

¿Por qué más del noventa y siete por ciento de la oferta educativa concertada utiliza como lengua principal el castellano y escolariza menos alumnado con necesidades educativas especiales? ¿Por qué docentes, familias y escolares aceptan tales rémoras? ¿Por qué siempre están tan ocupados en despachos oficiales y en la concejalía de Educación? ¿Cómo es posible que se publicaran “cuarenta y cuatro artículos criminalizando mediáticamente” la investigación? En palabras de Rodríguez Victoriano: “La patronal religiosa concertada considera un delito penal la investigación, hacen muy bien el mal, ante el negocio de la concertada religiosa la mejor respuesta es producir conocimiento científico”. Ana Frank, niña alemana de ascendencia judía, educada según el método Montessori, con apenas trece años, escribiría en sus diarios personales: “Debo seguir estudiando, para no ser ignorante, para progresar, para ser periodista, porque eso es lo que quiero ser. Me consta que sé escribir”.