02 de julio de 2020
02.07.2020
Levante-emv

Alzira ya ha gastado 2,3 millones en superar los estragos causados por el virus

La concejala de Servicios Sociales anuncia un nuevo plan para garantizar la alimentación infantil en familias vulnerables

02.07.2020 | 14:54
La concejala Marina Mir y el alcalde, Diego Gómez, esta mañana.

Alzira ya ha estinado más de 2.3 millones de euros en el plan sociosanitario para hacer frente a la crisis de la Covid-19. Ayer comenzó el programa nutricional de verano para más de 600 niños y niñas. De los cerca de cerca 1.7 millones de euros gastados hasta el 20 de mayo, se pasa a 2.306.744,43 euros destinados hasta el 26 de junio a hacer frente al impacto que la crisis sociosanitaria y económica ocasionada por la Covid-19. "Es nuestra responsabilidad que nadie se quede atrás, por eso seguimos trabajando en este plan, un documento transparente y vive, que cambia a medida que vayamos revisando las necesidades de la ciudadanía", asegura el alcalde, Diego Gómez.

La regidora de Igualdad y Políticas Inclusivas, Marina Mir, ha presentado hoy el programa de alimentación infantil que tiene por objeto garantizar y reforzar la cobertura social a personas y familias de mayor vulnerabilidad. Esta iniciativa operará durante los meses de julio y agosto. A los 526 potenciales beneficiarios, según la base de datos de los centros escolares,se han añadido 80 familias más provenientes de la prescripción directa de servicios sociales.En total afectará a 424 familias.

El Fondo Solidario "Som Alzira" facilitará 50 euros en el mes por niño gracias a las aportaciones de ciudadanos, agrupaciones, entidades y del mismo ayuntamiento. El coste del programa es de 68.000 euros. La gestión y el acceso en el programa como beneficiarios se coordinará desde Servicios Sociales con los supermercados Consum, que emitirá la tarjeta de pago por el valor acordado. La recarga se propondrá desde el Ayuntamiento, mes a mes.

Además, el ayuntamiento a través de la Concejalía de Servicios Sociales ha llevado a cabo otras medidas para multiplicar la asistencia social y las prestaciones a personas mayores y familias vulnerables, que con esta situación ven incrementado su riesgo a perder sus apoyos fundamentales y quedar en riesgo de exclusión social. En total se ha destinado más de medio millón de euros a ayudas económicas individualizadas para las necesidades básicas, a varios convenios con entidades como Cruz Roja, CEPAIM, Fundación Novaterra, Cáritas, Norte Perdido y Salud Pública FISABIO del proyecto Riu, y a ayudas asistenciales.

El propósito de la Concejalía de Igualdad y Políticas Inclusivas ha sido mantener el máximo nivel de protección social de las familias vulnerables. "Los Servicios Sociales tienen la consideración de servicios públicos esenciales, en el sentido que se ocupan de garantizar derechos básicos e imprescindibles para el funcionamiento normal de la sociedad. En este contexto crítico, nuestros Servicios Sociales, se han declarado en situación de urgencia social, adaptando su funcionamiento, priorizando objetivos y orientando sus acciones a un planteamiento propio de emergencia social desde el mismo momento que se declaró el estado de alarma nacional", ha subrayado el alcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook