Los ayuntamientos de la Ribera reducen un 6% su tasa de endeudamiento en el último año

La deuda global de los consistorios de la comarca se sitúa en 52, 4 millones de euros

Alberic y Senyera liquidan sus operaciones crediticias en 2022

Cullera sigue como localidad más hipotecada

Cada vecino de Llaurí debe 2.658 euros

El Ayuntamiento de Cullera es el más endeudado, pero ha pagado casi 30 millones en diez años.

El Ayuntamiento de Cullera es el más endeudado, pero ha pagado casi 30 millones en diez años. / Levante-EMV

Rubén Sebastián

Rubén Sebastián

Los ayuntamientos de la Ribera, por norma general, redujeron sus deudas durante el año pasado. En el conjunto de la comarca, los departamentos económicos de los consistorios rebajaron sus obligaciones un 6,6 % con respecto al volumen de adeudos pendientes a la conclusión del ejercicio 2021. Aunque hay excepciones. 

Según los últimos datos aireados por el Ministerio de Hacienda, la deuda de los ayuntamientos de la comarca ascendía a 52,4 millones de euros con el año contable cerrado. Esto supone un reducción del 6,6 % con respecto a la cifra con la que se saldó el ejercicio 2021, que sobrepasaba los 56 millones. 

Sin embargo, no todos consistorios cambiaron de año endeudados. El de Alberic zanjó el año pasado los 296.000 euros que todavía figuraban como pasivos de su contabilidad y dejó este apartado a cero después de haber alcanzado los 4,7 millones de pico máximo en el año 2012. También saldó todas sus deudas el de Senyera (84.000 euros)

Libres de cargos

A ellos hay que añadir otros veinticinco pueblos cuyas arcas municipales ya estaban completamente saneadas en el año 2021 y las mantuvieron también en 2022. Entre ellos, hay dos casos que destacan sobre el resto. Los ayuntamientos de Fortaleny y Albalat pueden presumir, porque así lo acreditan los datos ministeriales, de acumular más de una década libres de deudas. El listado de consistorios que carecen de créditos o préstamos lo completan: Alfarb, Alginet, Antella, Benicull, Càrcer, Carlet, Castelló, Catadau, Corbera, Cotes, Favara, Gavarda, Llombai, Manuel, Massalavés, Polinyà, Rafelguaraf, Real, Sant Joanet, Sellent, Sollana, Sumacàrcer y Tous.

La estadística ministerial mantiene todavía a Cullera como la localidad más endeudada de la comarca. Al menos, en términos absolutos. Al cierre de 2022, el consistorio todavía debía 13,9 millones de euros, unos seiscientos por habitante. Sin embargo, entre 2021 y 2022 ha reducido su pasivo más de un 10 %, ya que en el penúltimo ejercicio liquidado ascendía a 15,7. El municipio turístico alcanzó en el año 2012 su endeudamiento máximo con cuarenta millones. El gobierno local presume de haber realizado una titánica tarea para reducir su deuda sin menoscabar en la prestación de servicios y los números refuerzan su tesis. En una década, el consistorio se ha librado de casi treinta millones de euros de una pesada losa que, cada año que pasa, lo es menos.

Entre los ayuntamientos más endeudados figuran también los de Carcaixent, Sueca y l’Alcúdia. El primero alcanzó los 16,5 millones en 2011 y se situó al cierre de 2022 en 4,7 tras una reducción del 8,3 % en el último año. Cada habitante debe 229 euros. El endeudamiento de la capital de la Ribera Baixa se redujo entre 2021 y 2022 con un tímido 0,14 %. Todavía está obligada a devolver 4,3 millones. El consistorio alcudiano, se ha hipotecado aún más durante el último año. Su deuda se ha elevado desde los 2,9 a los 4,2 millones. También ha crecido en Montserrat, al pasar de 2,7 a 3,1 millones.

Reducción en Alzira

Aunque existen varios ayuntamientos con un pasivo mayor, el de Llaurí es el que posee un nivel de endeudamiento más elevado. Algo más de 3 millones, que se traducen en 2.658 euros por habitante. Las numerosas sentencias urbanísticas lastran su hacienda.

Alzira o Algemesí también pueden enorgullecerse de su gestión económica. El consistorio de la capital de la Ribera Alta saldó 2022 con una deuda de 2,9 millones, lejos de los 15,3 que alcanzaba en 2015. En Algemesí, el pasivo máximo fue menor (13 millones), pero supera a Alzira: 3,8 millones.