La Audiencia Nacional acepta el recurso contra la extracción de arena en Cullera

Acto seguido el grupo ecologista denunció a la Justicia las obras al considerarlas ilegales

Trabajos de regeneración de la costa en València, en una imagen de archivo. | M. A. MONTESINOS

Trabajos de regeneración de la costa en València, en una imagen de archivo. | M. A. MONTESINOS / Óscar García. Alzira

Óscar García

La Sección 1 de la Audiencia Nacional ha admitido el recurso de la Federació Valenciana d’Ecologistes en Acció contra la extracción de arena de un banco de sedimentos situado en el fondo marino de la costa de Cullera que se utiliza para regenerar las playas del litoral valenciano más castigadas por la erosión que provocan los temporales. El proyecto de regeneración fue sometido a información pública en julio de 2022 y todavía no ha finalizado su evaluación ambiental. Por tanto, no tiene la autorización administrativa de la autoridad sustantiva. Esa irregularidad fue denunciada por Ecologistes en Acció ante la Policía Nacional en septiembre de 2023 y se abrió un procedimiento judicial en los juzgados de Sueca que sigue en trámite.

La arena para regenerar todas estas playas se extrae de un yacimiento marino de aguas profundas situado a unos 10 km frente de la costa de Cullera. El total de arena que se pretende extraer es de 66,4 millones de metros cúbicos. En los últimos meses se ha procedido a regenerar las playas del Saler y la Garrofera al sur de València o la de Les Deveses en Dénia. Semanas más tarde, también se ha visto como el mar ha retirado parte de esa arena depositada sin haberse registrado ningún temporal marítimo de relieve durante el otoño. La siguiente playa a regenerar se sitúa al sur de la playa de San Juan de Alicante, para la que ya se ha licitado la redacción del proyecto y el estudio de impacto ambiental.

Estos proyectos de regeneración se encuentran dentro de un programa de la Dirección General de la Costa y el Mar, perteneciente al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en el que se pretenden llevar decenas de actuaciones a lo largo de las costas valenciana en los próximos años, desde el sur de Alicante en Pilar de la Horadada hasta las costas de Castellón.

Remisión de expedientes

A finales de septiembre de 2023, Ecologistes en Acció solicitó un requerimiento previo para el cese de las obras a la Dirección General de la Costa y el Mar, «por la supuesta ejecución mediante una vía de hecho de esas obras ilegales». Contestó el 11 de octubre de 2023 y en su respuesta admitió que el proyecto de extracción de arena de los fondos marinos no tenía todavía el visto bueno ambiental, aunque afirmaba que esos proyectos de regeneración disponen de las preceptivas Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA). Omitía, sin embargo, que estaban condicionadas a la DIA del proyecto de extracción de arena, que todavía no se ha publicado.

Posteriormente, Ecologistes en Acció interpuso en octubre de 2023 un recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional «por la realización mediante una vía de hecho de unas obras ilegales por parte de la Administración de la Costa y el Mar». La respuesta no se ha hecho esperar. La Sección 1 de la Audiencia Nacional ha admitido el recurso de los ecologistas el pasado 14 de noviembre de 2023. Además, ha requerido al Gobierno para que ordene la remisión a ese órgano judicial de los expedientes administrativos a que se refiere el acto impugnado.

«Si no paramos la emergencia climática, aplicando las soluciones que proponen los científicos y los ecologistas desde hace decenios (reducción real de las emisiones de gases de efecto invernadero, movilidad sostenible, consumo de productos locales y ecológicos, la eficiencia y ahorro de energía y materias primas, etc.) cada vez subirá más el nivel del mar y las tormentas serán más y más fuertes, de forma que la «regeneración» artificial de playas resultará absolutamente inútil, además de muy cara y antiecológica», defiende Ecologistes en Acció.