Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reivindicación

La pancarta que irrita a Fomento

El ministerio titular de la N-332 pide retirar el cartel reivindicativo del acceso sur "por afectar a la seguridad"

La inscripción reclamando el enlace sur de Oliva, junto a elementos decorativos navideños, en la travesía de la N-332 de Oliva. levante-emv

Sobre la travesía de la carretera Nacional 332 a su paso por el casco urbano de Oliva se han colocado pancartas anunciando actos falleros, los días grandes de los Moros y Cristianos, encuentros de bolilleras, lazos de decoración navideña o celebraciones y encuentros religiosos. Por no hablar de las que enganchan casi todos los partidos políticos en sus campañas electorales. Y eso nunca había molestado, al menos que se tenga constancia, al Ministerio de Fomento, que es el titular de la carretera y, a su vez, el responsable de que esta ciudad aún no disponga de una circunvalación que evite las molestias e inconvenientes que causa a los ciudadanos.

La excepción ha llegado ahora. Hace tres semanas el Ayuntamiento de Oliva, a propuesta del órgano ambiental Agenda 21, colocó una tela con la leyenda «Eixida Sud ja», mediante la que viene a reclamar, precisamente al Ministerio de Fomento, que ejecute sin más dilación el proyecto que ya tiene aprobado para enlazar, al sur del casco urbano, la autopista AP-7, la N-332 y la carretera de Pego. Con esa obra, que está valorada en casi 30 millones de euros, se reduciría considerablemente el tráfico por dentro de Oliva, especialmente el de vehículos pesados, lo que vendría a suponer un alivio para miles de personas. Sobra decir que se trata de una actuación que cuenta con la unanimidad de todos los partidos que Oliva exige desde hace años.

Por eso ha sorprendido tanto que el Servicio de Conservación y Explotación de la Demarcación de Carreteras del Estado haya remitido un escrito al ayuntamiento en el que, tras señalar que «ha tenido constancia» de la existencia de esa pancarta reivindicativa, solicita al consistorio que le informe «sobre el promotor o promotores» de su colocación. En el documento se recuerda que el Ministerio de Fomento también es responsable de la travesía de la N-332 en esta ciudad y añade, citando los artículos correspondientes de la Ley de Carreteras, que la existencia de la pancarta y de los cables que la sujetan a los edificios «afectan a la seguridad viaria de la N-332». El documento no oculta que intención de este departamento del Gobierno de España es la retirada de esa pancarta.

Ante el escrito el alcalde de la ciudad, David González, optó por reunir ayer a los miembros de la comisión de Movilidad de la Agenda 21 y a los portavoces de los grupos políticos municipales. La decisión adoptada por todos es, en primer lugar, trasladar al Ministerio de Fomento que el ayuntamiento es el «promotor» de la pancarta, y después exigir los informes que avalen la supuesta peligrosidad de ese elemento.

La primera autoridad local añadió, en declaraciones a este periódico, que si posteriormente llega la exigencia de quitar la pancarta, cumplirán la ley, no sin antes presentar alegaciones a la orden. También recordarán a Fomento que a lo largo del año decenas de elementos vuelan sobre la N-332 en Oliva y que nunca se había llegado a esta situación.

«Deberíamos contestar a Fomento exigiendo que corte al tráfico la travesía por la contaminación atmosférica y el riesgo de accidentes que causa», ironizó, enfadado, David González.

Compartir el artículo

stats