25 de junio de 2020
25.06.2020
Levante-emv

El 25% de los bosques de Gandia se ha quemado en las últimas dos décadas

Una campaña de sensibilización del ayuntamiento busca la complicidad emocional de los ciudadanos con esos espacios para evitar incendios

25.06.2020 | 04:15
El 25% de los bosques de Gandia se ha quemado en las últimas dos décadas

En las dos últimas décadas el término municipal de Gandia ha sufrido 60 incendios forestales con una superficie afectada de 1.600 hectáreas, lo que supone una cuarta parte de la totalidad de bosques mediterráneos. Son datos facilitados esta misma semana por el departamento de Gestión Responsable del Territorio para anunciar una nueva campaña dirigida a evitar estos siniestros. Entre los incendios más importantes que se recuerdan, sin duda el del verano de 2018, que arrasó cerca de tres mil hectáreas desde Llutxent hasta Marxuquera, y el de 2006 en el Mondúver, que, con siete términos municipales afectados, liquidó 1.900 hectáreas de gran valor ambiental.

La concejala Alícia Izquierdo y Daniel Muñoz, director general de Medio Natural de Gandia, recordaron la importancia de preservar los bosques al anunciar una campaña municipal para evitar los desastres que provocan los incendios forestales, una acción de comunicación para que la ciudadanía en general tome conciencia de la peligrosidad que tienen muchas de las actividades que desarrollamos rutinariamente y que, en sólo un instante, pueden desencadenar un gran incendio forestal con consecuencias nefastas.

El departamento ha analizado las causas de los incendios forestales en Gandia en los últimos 20 años, y de ahí se desprende que el 53% fueron por accidentes evitables. Muñoz destacó que el 46% del término de Gandia corresponde a superficie forestal.

Presencia de viviendas
«Las elevadas temperaturas de esta temporada del año y la gran cantidad de vegetación que tenemos en las montañas, facilitan que cualquier descuido pueda terminar en una catástrofe ecológica», señaló.

Por otra parte, el 9% del territorio gandiense se encuentra en interfaz urbano-forestal, donde existen gran cantidad de viviendas expuestas a los daños que producen estos incendios.

Mediante unas fotografías reales de diferentes incendios que ha sufrido el término municipal, la campaña busca «la vinculación emocional de la ciudadanía» con los lugares mostrados y señala posibles causas de estas tragedias.

Desde un cigarrillo mal apagado, una quema descontrolada de restos vegetales en un huerto cerca de una zona forestal, una barbacoa con amigos en un día de viento, los textos llaman a la conciencia de todos. «En un instante se funden tus paisajes y queman tus recuerdos», señala el ayuntamiento. Esta campaña se mantendrá hasta septiembre, aunque se podría prolongar si las condiciones meteorológicas son propicias a la propagación del fuego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook