Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia instalará 20 puntos de carga de coches eléctricos en año y medio

El proyecto está en fase de estudio para detectar en qué zonas se montarán las torres El ayuntamiento busca incentivar la movilidad sostenible y facilitar este servicio a sus visitantes

Cargador inaugurado recientemente junto a la estación de Renfe Dani Monllor

El Ayuntamiento de Gandia, a través del departamento que dirige el concejal Nacho Arnau, está desarrollando un programa que pretende revolucionar la movilidad por el casco urbano, tanto de la ciudad como de la playa. El objetivo es hacer de la capital de la comarca de la Safor un espacio cada vez más limpio en cuanto emisiones, para lo cual se buscará incentivar la mayor presencia de vehículos eléctricos en las calles por encima de los habituales de gasolina y diésel, predominantes actualmente debido a que la movilidad eléctrica no acaba de arrancar como se desearía.

El programa, que está en fase de estudio, prevé la instalación de hasta 20 «electrolineras», es decir puntos de carga destinados a coches eléctricos que se situarán en otros tantos puntos de Gandia aún por determinar.

Así lo anunció el propio Arnau el pasado mes de marzo durante la presentación de los dos nuevos puntos de recarga que acaba de instalar el ayuntamiento, uno de ellos frente a la estación de Renfe y otro en el parque del Clot de la Mota, en la playa, y que ahora ofrecen un servicio gratuito. Estas dos torres vienen a sustituir a las anteriores, que nunca llegaron a funcionar de forma correcta.

La idea del consistorio es ejecutar el programa en un periodo de un año y medio, es decir, de cara al final de la legislatura. En estos momentos, los técnicos municipales, junto con la Policía Local, están desarrollando la fase de estudio para valorar las necesidades de cada punto en la ciudad con la intención de ubicar las torres de recarga de los vehículos eléctricos.

Según las fuentes consultadas por este periódico, uno de los aspectos que se está evaluando es el número de coches eléctricos que hay. En este punto, matizan que lo importante no es tanto cuántos vecinos y vecinas de Gandia son propietarios de un vehículo de estas características porque cuando alguien aquiere uno también instala en su propia casa un punto de carga, por lo que no precisaría de os públicos.

Así, la idea es conocer la situación real tanto de la comarca de la Safor como de otras limítrofes, que son los que realmente necesitarían recargar sus vehículos cuando se desplacen hasta la capital de la Safor.

En principio, se instalará el mismo tipo de torres que se inauguraron recientemente, es decir, dispositivos en los que es el propio usuario quien lleva su propia manguera, algo que evitará el vandalismo, otro de los problemas que pueden afectar a este tipo de instalaciones.

Compartir el artículo

stats