Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia desbloquea el concurso del servicio de socorrismo en la playa

El ayuntamiento incrementa la partida económica destinada al pago de salarios ante la alegación que presentó una empresa interesada

Dos socorristas de la Cruz Roja de Gandia ante un grupo de paseantes por la orilla del mar, en una imagen de archivo. | LEVANTE-EMV

El Ayuntamiento de Gandia va a tener que correr, desde el punto de vista administrativo, para poder licitar y adjudicar lo antes posible el que es uno de los servicios esenciales que se prestan en la playa durante el verano. Se trata de la vigilancia, socorrismo y atención humanitaria en la arena que, desde hace décadas, ha venido prestando la Cruz Roja.

Los preparativos para este concurso, que caducó el año pasado, han sufrido un retraso considerable debido a la alegación que una empresa privada presentó al pliego de prescripciones técnicas. Señalaba la mercantil, y el ayuntamiento asumió que así era, que la cantidad económica asignada al pago de salarios no era suficiente para hacer frente a los mismos. De manera que los técnicos municipales han tenido que rehacer el documento y situar esa cifra en casi 426.000 euros al año.

El concurso, que saldrá por un periodo de tres años, se licitará por 600.000 euros en cada uno de esos ejercicios, de manera que hasta 2024 el consistorio invertirá 1,8 millones de euros en disponer, como es el objetivo, del mejor dispositivo de vigilancia, salvamento y atención integral a las miles de personas que «visitan» la arena de las playas gandienses.

Lo que queda claro es que el retraso en la tramitación del concurso va a obligar al ayuntamiento a echar mano de un contrato extraordinario para que la Cruz Roja active el dispositivo habitual durante los días de Fallas y Semana Santa de este año cuando, si tiempo acompaña, ya se ven los primeros atrevidos no solo tomando el sol, sino también echándose un chapuzón en el agua.

Según ha podido comprobar este periódico, la adjudicataria deberá mantener el servicio entre el 15 de marzo y el 15 de octubre, si bien el ayuntamiento, como ha ocurrido en los últimos años, estudiaría prolongarlo hasta los primeros días de noviembre, siempre que la previsión meteorológica y la ocupación en la playa así lo sugieran.

En estos momentos se sabe que el concurso va a disponer de un interesado. La Asamblea Local de la Cruz Roja, que ha hecho de este servicio una de sus banderas en la ciudad, tiene toda la intención de repetir esa actividad los próximos tres años. La incógnita es si también habrá empresas privadas que detecten negocio y presenten oferta.

Los participantes no solo deberán acreditar la suficiente solvencia, sino también la disposición del personal y el material necesario para garantizar el nivel de calidad que el ayuntamiento busca en este servicio, incluida, como figura en las condiciones, la inmediatez a la hora de actuar cuando se produce una emergencia. Este pasado verano la Cruz Roja ha realizado decenas de actuaciones sin que ninguna persona haya perecido ahogada en el agua.

Acorde con los tiempos, el Ayuntamiento de Gandia ha incorporado este año otro servicio, consistente en la vigilancia de la arena y el agua de la playa mediante drones provistos de cámaras que permiten un mayor control de las personas. Estos artefactos voladores también podrían contribuir al lanzamiento de materiales, especialmente salvavidas, a personas que pudieran requerirlos, de manera que se reduce el tiempo transcurrido en la intervención, a la espera de que, una vez garantizada su flotabilidad, llegaran los socorristas.

Compartir el artículo

stats