08 de noviembre de 2019
08.11.2019
Opinión

Qué podemos aprender sobre el marketing de las startups

08.11.2019 | 11:50
Ana Giménez, Directora de Marketing de Marina de Empresas.

Siempre he trabajado en agencias de marketing. Es increíble lo mucho que puedes aprender participando en las campañas de tan diversos proyectos: distinto sector, presupuestos diferentes, cambios de interlocutores, adaptaciones a la forma de trabajar de cada empresa sin ninguna duda, un lujo.

Hace 3 años decidí darle un vuelco a mi carrera profesional y me incorporé al equipo de Lanzadera para apoyar a las startups en las áreas de marketing y desarrollo de producto. Quería ayudarles a cambiar sus empresas y la realidad es que ellos me cambiaron a mí profesionalmente.
Siempre decimos que las empresas deberían vivir con la sensación de encontrarse cada día en "suspensión de pagos" porque, sin ninguna duda, agudizas el ingenio. Y esto es prácticamente lo que sienten las startups a diario.

Marketing eficiente, marketing centrado 100% en el cliente

Cada vez más se debería trabajar de esta forma y dedicar mucho tiempo a pensar en el cliente, desarrollar la estrategia en torno a él y definir los canales adecuados para ello. ¿El truco de las startups? pensar en pequeño, testear mucho, medir y ser muy ágil para aprender y tener la capacidad para cambiar lo que haga falta en el menor tiempo posible.

La era de los presupuestos y campañas de marketing fijas a 12 meses se terminó hace mucho tiempo.

Y esto es algo que, por suerte, tenemos muy interiorizado todo el equipo de Marina de Empresas y estamos aprendiendo a aplicar en nuestras propias estrategias. Un buen ejemplo de ello es el programa Traction.

Programa Traction, innovar mejorando un producto y su comunicación

Traction es el programa de incubación de Marina de Empresas. En realidad, es el primer producto diseñado y lanzado en conjunto por las 3 iniciativas que forman parte de este ecosistema: formación en EDEM, aceleración a través de Lanzadera e inversión con Angels.

Nosotros ya teníamos varias iniciativas que apoyaban las fases iniciales del emprendimiento; sin embargo, nos dimos cuenta de que no estaban conectadas entre sí, ni habíamos conseguido que sumaran suficiente valor en conjunto, dentro de un ecosistema que ofrece tantas oportunidades como el de Marina de Empresas.

Queríamos un producto de incubación sin barreras, accesible y altamente aspiracional.

Planteamiento de mejoras

La clave para identificar esas mejoras, fue analizar los resultados de nuestros emprendedores, su grado de satisfacción y dar 10 pasos hacia atrás para ver las cosas con perspectiva y de una forma más global. Nos preguntamos, ¿cómo podríamos ofrecerles más calidad?, ¿qué podemos mejorar?, ¿cuáles son los grandes dolores de los emprendedores en etapas iniciales?

El gran reto era lanzar un proyecto tan ambicioso, liderado por 3 grandes iniciativas bajo la filosofía "startup".

Empezar en pequeño y paso a paso

Una vez recogimos todos los frenos, los miedos y los dolores de los emprendedores, nos pusimos manos a la obra y se diseñó el "prototipo" del nuevo programa. Acto seguido, sin haber escrito ni una línea más ni una línea menos, se validó con varios emprendedores y con todos los que, de alguna manera, habían participado internamente en procesos de incubación, para recoger su feedback.

Se recogieron grandes ideas de esas valoraciones que pudimos incorporar rápidamente para cerrar lo que sería la primera versión de la primera edición del programa Traction.

El lanzamiento: el canal digital, un gran aliado

Se diseñó una imagen del nuevo programa con la que los emprendedores pudieran sentirse identificados y rápidamente entendieran el objetivo del mismo: es un programa para que tu proyecto coja tracción. Si la necesitas, aquí estamos.

A partir de ahí, se preparó una estrategia a dos meses en la que testear diversas acciones en diversos canales que nos permitieran también a nosotros "coger tracción".

Sabíamos que las redes sociales iban a ser nuestras grandes aliadas, por lo que preparamos muy bien el mensaje para que su propia naturaleza nos ayudara en la difusión:

— Video promocional: se creó un video rápido de marca de apenas 20 segundos con un solo mensaje principal: "El primer programa de incubación con formación empresarial sin coste". Objetivo de la acción: que todo el mundo conozca y entienda la ventaja principal del nuevo programa. Un impacto, una sola idea, un solo mensaje.

— Testimonios reales: se lanzaron tres píldoras con testimonios de emprendedores de programas de incubación opinando sobre los puntos fuertes del nuevo programa. Objetivo de la acción: entender las mejoras aplicadas desde el punto de vista del emprendedor.

— Meetups y charlas formativas: organizamos Meetups con contenidos susceptibles de ser interesantes para el potencial emprendedor. Objetivo de la acción: didáctica y divulgación. Compartir conocimientos y enseñarles la metodología de trabajo del programa.

— Lanzamiento a medios de comunicación para dar la información del nuevo programa. Objetivo: informar a gran escala apoyándonos en medios tanto masivos y especializados.

— Campaña de memes en redes sociales explicando la esencia de Traction. Objetivo: conexión, empatía. Hablar en el idioma del cliente para conectar.

— Encuestas y juegos en redes sociales. Objetivo: engagement e interacción. Lo que se aprende jugando, se aprende dos veces y se graba en la memoria.

— Email marketing a base de datos de emprendedores y colaboraciones con grandes agentes del sector como South Summit. Objetivo: informar de nuestras novedades directamente al potencial emprendedor.

— Post en el blog de fácil lectura y comprensión. Objetivo: completar la información para aquellos que les interesa, de una manera más suave y didáctica.

Seguimos aprendiendo y mejorando

El pasado día 4 de noviembre, cerramos la primera convocatoria del nuevo programa contentos con el resultado del mismo, pero también cargados de aprendizajes y mejoras.

Algo que siempre tuvimos claro todo el equipo es que el programa no era perfecto, pero tenía que ser real para poder mejorarlo.

Esta reflexión, en las grandes empresas, a veces cuesta mucho de asimilar y decir en voz alta, pero es una forma muy eficiente de avanzar con pasos firmes, aunque pequeños, siempre con foco en la satisfacción del cliente.

El entrenamiento continúa

Y aunque todavía estamos con la "resaca" de esta convocatoria, "show must go on". Ya estamos listos para seguir entrenando esta metodología de trabajo en nuestras campañas de marketing.

Al final, como en cualquier disciplina, si entrenas, mejoras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook