Las altas temperaturas a las que nos hemos enfrentado estas últimas semanas han sido excepcionales y, de hecho, en la Comunitat Valenciana hemos vivido el segundo julio más caluroso desde que se obtienen registros. Cómo combatir el sofocante calor ha sido la preocupación de muchos, sobre todo en los hogares sin aire acondicionado. No obstante, en estos casos existen diferentes opciones para refrescar una estancia que te mencionamos a continuación:

Un climatizador puede ser una muy buena opción si no se dispone de aire acondicionado, y mucho más económica. ¿Cómo funciona un climatizador? Recogiendo el aire procedente del exterior y lo fuerza a pasar por un filtro humedecido con agua. Dentro de este filtro, el agua se evapora y en el proceso absorbe el calor del aire. De esta forma consigue mantener el ambiente fresco gracias a la humedad. El único inconveniente que encontramos es que únicamente son efectivos en estancias relativamente pequeñas.

Si tampoco se dispone de un climatizador, siempre se puede recurrir a la opción más tradicional: el ventilador. Este aparato nos puede ayudar para no sentirnos tan sofocados, pero en los días en que las altas temperaturas se unen al aire de poniente, el ventilador solo consigue mover aire caliente. En esta circunstancia puedes poner en marcha algunos trucos caseros que disminuyan la sensación de bochorno, como poner un recipiente con hielos frente al ventilador. De esta forma, el aire se refresca de manera inmediata.