Televisión

Masterchef en Formentera: la Cenicienta de los sofritos en “la Migjorn” playa del mundo

Los celebrities del reality de cocina preparan cuatro platos de Nandu Jubany con producto local

Mira aquí todas las fotos de la grabación de 'Masterchef 8' en Formentera.

Mira aquí todas las fotos de la grabación de 'Masterchef 8' en Formentera. / CC

Marta Torres Molina

"Me han dejado sola, soy la Cenicienta de los sofritos”, se lamenta la actriz y modelo Blanca Romero removiendo a dos manos las dos ollas del sofrito para el arroz cremoso con carpaccio de gambas, uno de los cuatro platos que los famosos de la octava edición de ‘Masterchef Celebrity’ prepararon en la primera prueba de exteriores de esta temporada, celebrada en Formenteraque se estrenó este jueves por la noche. Romero se lamenta mientras el resto de sus compañeros del equipo azul está ya emplatando el entrante: una ensalada payesa con peix sec. “Lo más importante”, según han explicado en la presentación de la prueba los jueces y Nandu Jubany, que ejerce de anfitrión.

A la espalda de los participantes, las impresionantes aguas, cristalinas y turquesas, de la playa de Migjorn. “La migjorn playa del mundo”, comenta el moranco Jorge Cadaval, uno de los participantes, en un perfecto catalán, lengua que usa en no pocas ocasiones con Jordi Cruz (uno de los tres jueces) durante el programa, en el que concursan el director y actor Eduardo Casanova, la actriz Laura Londoño, los también actores Jorge Sanz y Miguel Diosdado, las presentadoras Toñi Moreno y Tania LlaseraPalito Dominguín (hija de Lucía Bosé), la modelo Sandra Gago, el influencer Daniel Illescas, el jinete Álvaro Escassi (que se ha cambiado los apellidos para que su descendencia lleve este apellido), la fotógrafa Genoveva Casanova, el torero Jesulín de Ubrique y el humorista César Cadaval, además de los ya mencionados Jorge Cadaval y Blanca Romero.

Cuando se pescaban meros de 40 kilos

Tras el primer reto, en plató, los jueces ya avisan de que la prueba de grupo les llevaría al “paraíso”. Ya en Formentera, tras una sucesión de imágenes de aguas azules llenas de posidonia, lo deginen como un lugar “de ensueño” y explican a los participantes que su misión, además de cocinar, será “salvar el Mediterráneo” y, más en concreto, la posidonia “terriblemente amenazada”. Se lo explica más en profundidad el biólogo marino Manu Sanfélix. “¿Aún vive Cousteau?”, ironiza uno de los Morancos cuando les dicen que los detalles se los va a dar un experto. “¿Es Pepe Viyuela?”, apunta el otro, provocando las risas de las celebrities. Sanfélix se los lleva un siglo atrás, a 1930, cuando les asegura que en Formentera se pescaban “meros de 40 kilos y centollos”. Les habla de la sobreexplotación del mar y el objetivo de que, en 2030 esté protegido el 30% del Mediterráneo. Un compromiso al que se suman los tres jueces del programa, firmando en pantalla el documento. “Me ha dejado tocada el discurso”, comenta Palito justo después de que el biólogo les deje claro que no será muy crítico con sus platos: “Soy mal crítico porque soy de estómago agradecido”.

Mira aquí todas las fotos de la grabación de 'Masterchef 8' en Formentera.

Mira aquí todas las fotos de la grabación de 'Masterchef 8' en Formentera. / CC

Tras la formación de los equipos, al azar, y ya con sus capitanes, los hermanos Cadaval (Jorge en el rojo y César en el azul), Jubany les explica su historia con Formentera —“hace 20 años me trajo Carles Abellán y me enamoré de la isla”— y les presenta el menú, con producto local, para 120 comensales: ensalada payesa con peix sec, frito de langosta con huevo frito (“me paso al equipo rojo ya”, afirma en ese momento Pepe Rodríguez), arroz cremoso con carpaccio de gamba y greixonera con crema catalana. “¡Torrija!”, exclaman, confundidos, varios de los concursantes al ver el postre. La misma sorpresa que expresan al ver que el peor de la prueba inicial, Jorge Sanz, no ha hecho acto de presencia en Formentera.

Ya en cocinas, incluso en la paz y la calma de Formentera fuera de temporada se viven algunos de los grandes clásicos de las pruebas grupales del reality: el capitán que no lo es, la cocinera rasa que ejerce como capitana, gritos, quedarse “rácanos” de caldo, dejar crudos los huevos, medio crudos los pimientos asados, ahorrar tiempo olvidándose de varias langostas, echar la cebolla cruda al sofrito, no quitar la “caquita” de las gambas… Lo único que, desde el primer momento, parece ir bien era el postre, del que se encargan Escassi, Palito y Londoño. Como siempre, entre prisas y equivocaciones, los famosos aprovechan para confesar algunas cosas. “Me has sorprendido, porque tienes fama de golfo y eres majo, simpático y trabajador”, le suelta Llasera a Escassi, que reconoce que lo de golfo, en realidad, se lo ha buscado. Jesulín, por su parte, relata mientras trata de limpiar gambas que el porrazo “más gordo” de su vida se lo dio “un coche y no un toro”. “Tenía todas las papeletas para irme, pero me tocó la de quedarme”, continúa. Con las cocinas ya en plena ebullición llega Sanz, que excusa su retraso por estar combinando la grabación del concurso con una serie “con Antonio Resines”. Una demora que le trae, como castigo, ser el pinche de los dos equipos, del rojo y del azul, que necesita la ayuda del propio Jubany para sacar sus dos platos a tiempo.

Patata cruda y pimientos como chuletones

“Está bien, pero la patata está cruda y los trozos de pimiento son como chuletones”, afirma Iván Pérez, de la cofradía de pescadores de Formentera cuando Samantha Vallejo-Nágera le pregunta por el entrante después de que Pérez hable sobre la importancia de “escuchar a los mayores” y centrarse más en el aprovechamiento que en el reciclaje. “Me ha gustado mucho, me ha tocado algún trozo duro de patata, pero perfecto”, apunta Sanfélix, haciendo honor a su promesa de no criticarlos mucho. También dejan “algo cruda” la langosta, considera sobre el primer plato el pescador deportivo Sergi Gómez, que aprovecha su momento de televisión para pedir “muchos controles” sobre la pesca. “Recuerda un poquito al sabor, pero se podría mejorar”, abunda el empresario Miguel Sancho. Otros dos hombres (aunque las mujeres protagonizan casi todos los planos de la comida ninguna de ellas aparece hablando) ejercen de críticos sobre los dos últimos platos: Marcos Marí, de Trasmapi, valora el sabor del arroz cremoso y Javier Marí, de Insotel Group califica de “interpretación curiosa” la greixonera.

Precisamente este último plato es uno de los que hace que la balanza del duelo entre fogones del primer programa de la octava edición de ‘Masterchef Celebrity’ se decante por el equipo rojo. Uno de sus cocineros, Escassi, es también declarado el MVP de la prueba. “Estoy feliz”, confiesa, de nuevo con la paradisíaca estampa del mar de Formentera a sus espaldas, Jorge Cadaval, capitán del equipo ganador: “Cuando cocinas, enriqueces el alma”.