La jueza de guardia de Quart de Poblet ordenó ayer prisión para cuatro de los cinco nuevos detenidos en relación con un contenedor con 650 kilos de cocaína detectado en junio de 2020 en un almacén logístico de ese municipio de l’Horta. La nueva fase detenciones tiene su origen en el desencriptado de mensajes del sistema EncroChat, precursor del Sky ECC, cuyo hackeo por parte de la policía belga a principios de 2020 ha permitido conocer mensajes internos de multitud de organizaciones delictivas que se hablaban y enviaban fotografías sin ningún miedo, en el convencimiento de que jamás iban a caer en manos de las autoridades policiales.

Esta nueva operación, desarrollada por agentes de la Udyco central y de la de València esta misma semana, ha permitido la detención de dos hombres en València, otro en Cádiz y otro más en Madrid, este último un conocido abogado penalista que ejerce en la capital madrileña. El quinto imputado es un hombre que ya se encuentra en la prisión de Vilabona, en Asturias, por otra causa similar.

La droga llegó al puerto de València en un palé que transportaba folios, y fue confiscada por la Policía Nacional en el almacén de Quart, hasta donde fue seguida por los agentes. En ese momento hubo dos detenidos, el camionero que condujo el contenedor y el operario que descargó la mercancía.