Cae una peligrosa banda instalada en Valencia y Alicante dedicada al tráfico de drogas y armas

Guardia Civil y Policía Nacional han detenido a 29 personas de esta organización delincuencial, de origen lituano.

Se realizaron registros en viviendas de Bétera, l'Eliana, Godelleta, Gandia, Tavernes de la Valldigna, Picanya, València, Orihuela, Torrevieja y San Miguel de Salinas

En total se intervinieron 562.000 euros en efectivo, 14 vehículos, una motocicleta, cuatro armas de fuego nueve milímetros, un arma de fogueo, dos armas de aire comprimido, 90 kilogramos de cocaína, más de cuatro kilogramos de heroína y 100 plantas de marihuana

Desarticulada una organización criminal lituana por tráfico de drogas y venta de armas

Vídeo: GC / Foto: Policía Nacional

Como si de una película se tratara, en la denominada operación Kalka ha habido vigilancias en chalés, "vuelcos" entre narcos y delincuentes buscados por la Europol. Y aunque el origen de la investigación tuvo lugar en Albacete, una macroperación policial realizada en coordinación entre la Policía Nacional y la Guardia Civil ha llevado a desmantelar una banda criminal de origen lituano dedicada a la importación y distribución de droga y a la introducción de armas de fuego para su posterior venta en el mercado negro, que estaba asentada en Valencia y Alicante. En total se ha detenido a 29 personas y se ha incautado más de medio millón de euros, cuatro pistolas, 90 kilos de coca, cuatro de heroína y 100 plantas de marihuana.

La investigación se inició en agosto del 2022, cuando se detectó un primer pase de droga en Albacete. Los agentes interceptaron en la A-31, a la altura del punto kilométrico 82, sentido Madrid, un vehículo con dos ocupantes que fueron detenidos cuando transportaban una mochila en el maletero con un paquete de un kilogramo de cocaína.

Parte de la droga y las armas incautadas en la operación Kalka en Valencia y Alicante

Parte de la droga y las armas incautadas en la operación Kalka en Valencia y Alicante / Guardia Civil

Las investigaciones policiales al respecto permitieron llegar hasta una organización criminal que se dedicaba a importar y distribuir droga, pero también a la introducción y venta ilegal de armas, estructurándose en dos ramas bien diferenciadas. Las dos ramas estaban fuertemente vinculadas y su actividad operativa provocó que la primera fase de explotación de la operación se adelantara.

Primera fase: un total de 15 personas arrestadas en Valencia

El pasado mes de noviembre, durante la vigilancia de un chalet utilizado por los integrantes de la organización en la localidad valenciana de Bétera, fueron detenidas dos personas ajenas a la organización cuando trataban de saltar la valla del chalet para dar un “vuelco” al grupo criminal, por lo que fueron acusados de un supuesto delito de robo con fuerza en grado de tentativa. En la entrada y registro de ese chalet y de otro piso en Valencia, los agentes detuvieron a dos personas más, a quienes intervinieron 108 gramos cocaína, 280 pastillas MDMA, 195 kilogramos de hachís, 74 pastillas de metanfetamina y 60 cartuchos de nueve milímetros.

En ese mismo mes se practicaron nueve registros domiciliarios en las localidades de l'Eliana, Godelleta, Gandia, Tavernes de la Valldigna, Picanya y en Valencia, donde fueron detenidas once personas de nacionalidad española y colombiana, incautándose más de medio millón de euros, 90 kilogramos de cocaína, cuatro kilogramos de heroína, cuatro armas de fuego y nueve vehículos de alta gama, entre otros efectos.

Segunda fase: la operación finaliza con doce nuevos detenidos

Con la mayor parte de la organización ya casi desmantelada, fruto de las investigaciones y de la actividad operativa se realizó una segunda fase, en la que se practicó un total de nueve registros domiciliarios en las localidades alicantinas de Orihuela, Torrevieja y San Miguel de Salinas. Durante estas actuaciones fueron detenidos doce integrantes de la organización criminal, todos ellos de nacionalidad lituana, por tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas de fuego y por pertenencia a organización criminal. Los agentes intervinieron dos armas de fuego de nueve milímetros con número de serie borrado, un arma de fogueo, cuatro balizas, 17.000 euros en efectivo, una plantación de 100 plantas de marihuana, cinco vehículos de gama alta, una motocicleta y diversos dispositivos móviles.

Uno de los detenidos está considerado como HVT (objetivo de alto valor) por EUROPOL, por lo que dos agentes de esta institución se desplazaron para participar en los registros. A otro de los arrestados le constaba una Orden Europea de Detención emitida por Lituania, donde fue condenado a una pena de seis años de prisión, de los cuales le quedan dos por cumplir, ya que se dio a la fuga durante un permiso.