Entrevista | Jandro Mago

"Ojalá en 2024 estemos menos enfadados, nos riamos más y hagamos cosas chulas"

2023 ha sido un año inolvidable para Jandro. El mago valenciano más internacional ha hecho historia al conseguir su quinto trofeo Fool Us y, así, convertirse en la persona con más galardones. Sin embargo, esta no ha sido la única alegría conseguida durante estos doce meses. 

El mago Jandro.

El mago Jandro. / Germán Caballero

Escondido en la Pobla de Vallbona se encuentra el laboratorio del mago Jandro, en el que prepara muchos de sus trucos. A simple vista, parece un espacio cualquiera, pero llama la atención la gran cantidad de notas que inundan las paredes y una grandes fotografías con los trofeos Fool Us. Aún no ha terminado el 2023, pero su agenda para el próximo año ya está repleta de actividades. Entre otros espectáculos, ofrecerá el día 3 de febrero en doble sesion (18 y 21 horas) en el teatro Antonio Ferrandis de Paterna, un «show» organizado por la comparsa Corsarios, en el que se recaudarán fondos a beneficio de Aspanion

¿Cómo ha sido este 2023?

El 2023 ha sido muy bueno. Ha sido, sobre todo, muy divertido e interesante. Me lo he pasado muy bien, extraordinariamente bien. Cada año es mejor que el anterior.

Acabas de escribir y dirigir el thriller «Cava». ¿Por qué este salto de la magia al cine?

Llevo años estudiando cine por mi cuenta. Este año me he ido a Nueva York a estudiar cine, a la New York Film Academy. Llevo tiempo escribiendo cortos, he escrito una película y dije ¿por qué no? Todo lo que sea interesante y divertido me apetece hacerlo. Lo grabamos en Paterna. Así que el 2023 ha sido un año fantástico. Podríamos decir que ha sido un año de cine.

Adelántanos qué es «Cava»

Es un corto, que he escrito, dirigido y producido con Rafa, de Lof Media. Es un thriller donde he intentado que sea como un truco de magia. Vas guiando al espectador, que piensa que es una cosa, luego otra, luego otra... Hay muchos giros en los diez minutos que dura. En la magia tú vas haciendo un truco y vas guiando la atención del espectador para que vaya pensando unas cosas, luego otras y, de repente, hay un efecto final. Esto es lo mismo. Empieza con una imagen muy impactante, que es un tío que no parece muy buena persona, que siempre está metido en líos, que está cavando una fosa en el bosque en mitad de la noche, algo clandestino y, de repente, le pillan. Ahí surge el tema. No quiero hacer más espóiler. Te vas enterando de por qué va cavando, te vas enterando de quién es la otra persona, la relación que tienen... Hay un giro final.

El mago Jandro posa delante de algunas de las imágenes de su laboratorio.

El mago Jandro posa delante de algunas de las imágenes de su laboratorio. / Germán Caballero

¿Qué crees que tienen en común el cine y la magia?

Es lo mismo. Es crear una ilusión en el espectador, algo que no es real. El espectador vive una experiencia. En «Cava», en concreto, es una experiencia sensorial. No hay banda sonora, tanto en el comienzo como en el final, los ruidos que se oyen evocan mucho.

También vas a estar en el programa «Celebrity School», con Christian Gálvez, en Telecinco. ¿Cuál va a ser tu papel?

Hemos grabado unos especiales. Hago de profesor. Voy allí, y depende de la materia del día, hago experimentos o alguna prueba de física, química, matemáticas, lengua... Es muy divertido.

¿Cómo crees que la televisión puede ayudar a la magia?

La llevan a un gran público. Si les gusta lo que ven en la tele, luego te van a ver cuando vas a los teatros. Es un excelente medio para que la gente de forma masiva pueda ver algo que es muy difícil de ver. Por ejemplo, un truco de cartas o de monedas es muy difícil que lo vean cinco millones de personas a la vez. Sin embargo, en la televisión, una moneda o una carta ocupa lo mismo que un elefante. Es fantástica la televisión para que luego consuman la magia en directo, que es la chula.

Jandro junto a una ilustración del mago Juan Tamariz.

Jandro junto a una ilustración del mago Juan Tamariz. / Germán Caballero

Muchas veces se te conoce como el mago de «El Hormiguero». ¿Te molestan esas etiquetas?

Me da igual. Me llevan todo el año diciendo el calvo de «El Hormiguero» o el mago de «El Hormiguero», el de Mapi, el de Fool Us... Me da igual, mientras quieran verme. Me da igual que sea magia, una película, un corto, un monólogo... Mientras sepan que hago cosas, que les pueden interesar o llevar a otros sitios emocionales.

¿Qué otros proyectos tienes para 2024?

Vamos a estar moviendo «Cava» en festivales, vamos con el «show» de magia cómica por los teatros. Estoy en dos «shows», «Descabellado» y «La magia de Jandro». Voy a estar en Las Vegas con Penn y Teller trabajando. Tengo el proyecto de una película, que a ver si sale porque es muy complicado.

¿Crees que ahora es más difícil sorprender a la gente con los trucos?

Quizás ahora la gente tiene más acceso a redes sociales, donde explican muchas cosas. Creo que el ser humano lo que tiene es que es humano y, por eso, siempre tiene esa capacidad de sorpresa. Da igual los años que tenga. No creo que sea más difícil. Quizás es más difícil captar la atención porque se desvía enseguida si no tienes un estímulo cada 15 segundos. Por eso, reivindico la magia en directo para estar una hora y media sentado en un teatro siguiéndolo todo pausadamente y poder vivir una experiencia porque se está perdiendo mucho la experiencia. Todo va a través de una pantalla y no llegas a conectar del todo. Mientras existan humanos, se seguirán sorprendiendo.

¿Se sorprenden más los niños o los adultos?

Realmente los adultos. Para los niños todo es normal. Que alguien vuele, que una persona toque una cosa y se congele o que un animal cante es normal. Cuanto más entiendes las leyes físicas y la lógica, si la rompes, te impacta más.

Has ganado por quinta vez el Trofeo Fool Us en Las Vegas. ¿Crees que la magia tiene más valor en otros países?

En Estados Unidos la magia tiene mucha más potencia, negocio... Forma parte del «show business». En Las Vegas, los grandes espectáculos son el Circo del Sol y la magia. Una de las grandes aficiones es la magia. Es una afición tremenda. Aquí en España hay mucha menos afición, pero irá cambiando.

Enseñas a hacer trucos de magia a través del programa «De cero a mago en un pis pas». ¿Cualquier persona puede convertirse en mago?

El proyecto nació durante la pandemia para que la gente pudiera iniciarse en la magia, pero no sólo aprendiendo los trucos, sino que la gente pueda conocer las técnicas psicológicas que te pueden ayudar a hablar en público, a preparar un proyecto, a pensar de otra forma... Creo que cualquiera puede aprender magia. Yo empecé a los 14 años. Lo harás mejor o peor depende de lo que te impliques o lo que te guste.

¿Cómo fueron los inicios?

Empecé a los 14 con los fascículos de Juan Tamariz, que se vendía en los quioscos. Cada semana aprendías trucos nuevos o conceptos y así durante 72 semanas. Ahora dile a un chaval joven que va a aprender algo, pero va a tardar año y medio. Te mandan a la mierda. La gente joven con un «click» tiene el curso bajado, con tutoriales... Quizás no lo valoran tanto y no se esfuerzan tanto. Nosotros estábamos toda la semana ensayando y a la semana siguiente te llegaba otro truco. Tenías esa expectación y ganas de seguir aprendiendo. 

¿Cuál es tu deseo para este 2024?

Que estemos un poquito menos enfadados, que nos riamos más y que sigamos haciendo cosas chulas.