12 de marzo de 2018
12.03.2018

Rodrigo Moreno recupera el placer de golear

El delantero ha pasado, en un año, de ofuscarse de cara al gol a paladear el momento de marcar - Está a un solo tanto de igualar su mejor marca

12.03.2018 | 01:27
Rodrigo Moreno recupera el placer de golear

La frialdad a la hora de definir de cara a puerta define el momento de un delantero. La de Rodrigo Moreno dibuja a un delantero en la felicidad de la madurez como jugador, a sus 27 años. La diferencia en un solo año ha sido radical. Mientras que en la temporada pasada el jugador hispano-brasileño se ofuscaba cuando se encontraba solo ante el portero, ante el Sevilla disfrutó del momento, recreándose, bajando las pulsaciones para batir a Sergio Rico con dos suaves disparos cruzados.

Con 12 tantos en Liga y 3 en Copa del Rey, Rodrigo está a un solo gol de igualar su mejor registro personal en una temporada. En la campaña 2013-14, la última en las filas del Benfica, Rodrigo marcó 11 goles en el torneo domético, 2 en la Taça (la copa portuguesa) y 3 en la Liga Europa.

Varias circunstancias se alinean para que Rodrigo esté en su mejor momento. Por una parte se ha beneficiado, como todos, de un proyecto deportivo plenamente definido. En una entrevista a Levante-EMV el 29 de abril de 2016, Rodrigo reconocía que era «difícil ser un goleador» jugando «desde la banda», donde lo ubicaron la mayoría de entrenadores con el planteamiento 4-3-3. Marcelino ha centrado su posición como segundo delantero, otorgándole libertad táctica para desplegarse en las transiciones atacantes. Una decisión que le ha hecho sentirse importante y valorado. Por último, Rodrigo ya no es el mismo delantero que vino al Valencia en 2014. Con cuatro temporadas en Mestalla, los sinsabores de las dos campañas precedentes le han hecho curtirse como futbolista y madurar a la carrera, como él mismo ha reconocido. La renovación integral de la plantilla le ha situado como uno de los más veteranos. Es uno de los capitanes y ha renovado su contrato hasta 2022, cuando tendrá 31 años.

El precio pagado por su fichaje, 30 millones, y el hecho de venir como un fichaje directo de Peter Lim fue una etiqueta ingrata que empeoró con los malos resultados. Hoy su valor de mercado vuelve a estar en esa cifra, al tiempo que puede aumentar con el Mundial de Rusia en el horizonte. Rodrigo llegará a la cita en el mejor momento de su carrera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine