26 de mayo de 2011
26.05.2011

Vecinos de Russafa organizan un referéndum en defensa de un colegio público en el barrio

Plataforma per Russafa denuncia que este año 150 niños de la zona se han vuelto a quedar sin plaza y deberán ir a colegios de otras áreas

26.05.2011 | 03:03
El solar donde está previsto el colegio ocupa 7.000 m2 en la calle Puerto Rico.

Más de 150 niños se quedarán este año sin plaza escolar en Russafa. La situación no es que sea nueva, es que se repite año tras año en un barrio que cuenta con un déficit de plazas públicas evidente y con la promesa de la construcción de un colegio para paliar el problema.
Pero las soluciones no llegan y a los vecinos se les acaba la paciencia. Y más si se tiene en cuenta que muchos de ellos se ven obligados a llevar a su hijo a un colegio ubicado en la otra punta de la ciudad. Pero ahí no acaba la cosa. Una nueva normativa permite ceder suelo público a una empresa privada por 75 años, igual que ha ocurrido en Campanar, donde un solar municipal será para una universidad privada. Y los vecinos de Russafa no están dispuestos a que este modelo prolifere en Valencia. O al menos, en su barrio.
Por ello, la Plataforma per Russafa ha convocado un referéndum para ver si los vecinos quieren un centro público -y de gestión pública- en el barrio, o no. La consulta popular se celebrará durante el mes de junio, los jueves -en la calle Puerto Rico, de 19 a 21 horas-, los viernes -en el parque Manuel Granero, de 18 a 21 horas-, y los sábados, en el mercado de Russafa, de 11 a 14 horas.
Desde la Plataforma instaron a los vecinos a participar en en el referéndum "para demostrarle" a la Generalitat y al ayuntamiento "la necesidad de plazas públicas en el barrio desde hace más de diez años. Solo falta la licitación de 5,5 millones de euros para construir el centro, y el dinero está reservado en el programa Creaescola. ¿A qué esperan?".
Además, la entidad vecinal está dispuesta tanto a demostrar la "transparencia" del referéndum, como a intentar captar el apoyo de aquellos vecinos que, aún siendo conservadores, "también tienen la necesidad de llevar a sus hijos al colegio". Por ello, los presidentes de las mesas electorales serán personas representativas de Russafa, simpatizantes de diferentes partidos políticos, "para que exista pluralidad". Las urnas, además, se custodiarán en los casales falleros del barrio "con el objetivo de que quede claro que no habrá manipulación alguna durante el proceso". La consulta popular comienza hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook