Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mejor resultado de... Compromís

El voto trabajado de Carpesa

Un movimiento social surgido hace tres años y finalmente integrado en el partido ha sido la clave para arrastrar a un 21% del electorado

Josep Duart a las afueras de Carpesa, "tan cerca y a la vez tan lejos" de la capital.

Josep Duart a las afueras de Carpesa, "tan cerca y a la vez tan lejos" de la capital.

La pedanía valenciana de Carpesa ha sido el barrio de la capital donde Compromís ha obtenido sus mejores resultados. En el grupo municipal están especialmente orgullosos del botín obtenido en Ciutat Vella (17% en el Carmen) y en el conjunto de las pedanías (14% en Castellar), pero su dato más destacado es el de esta población del norte de la ciudad, donde convive el sentimiento de pueblo, el ecologismo, la idea omnipresente de marginación respecto a la metrópoli y el desasosiego general que invade a las sociedades modernas. De todo se ha nutrido Compromís, pero sobre todo ha sido un voto trabajado, luchado desde una organización sociopolítica que no suele darse ni en las pedanías ni en el centro de la capital.

En el núcleo de ese movimiento está Josep Duart, el líder de Compromís en Carpesa, quien junto a otras personas del pueblo inició hace tres años un movimiento ciudadano, similar al 15-M pero sin esa etiqueta, que poco después llamaron Compromís per Carpesa y Poblats del Nord.

«Nos reunimos cada tres meses aproximadamente y hacemos alguna actividad, nos planteamos en su día solicitar la creación de una entidad local menor, queremos conocer la gestión que se hace en el pueblo, que haya transparencia, y creamos también una asociación cultural perfectamente legalizada para poder utilizar los espacios públicos», cuenta Duart.

Ocupar la izquierda

A partir de ahí las adhesiones han sido muchas, sobre todo «gente de mediana edad». «En el grupo nos juntamos cincuenta o sesenta personas», dice. Y las actividades se han multiplicado. Presentaciones de libros, documentales, conferencias y muchas otras iniciativas culturales relacionadas en muchos casos con la huerta y la lengua (casi toda Carpesa es valencianoparlante) alternan con la protesta por la falta de autobús escolar, la mejora de los accesos, la adecuación de la EMT o la falta de una biblioteca.

«Hemos ocupado el espacio de la izquierda progresista», de manera que cuando finalmente se integraron en Compromís, que era su linea natural desde el principio, esa masa social estaba hecha, relata Duart.

«La gente ha visto una actividad organizada, que le ofrece alternativas, que es lo que busca. Ahora nos falta añade atraer a los jóvenes», muchos de los cuales han optado por otras formaciones como Podemos (7,1%).

En general, incluso en los votantes del PP, que en las anteriores elecciones fueron el 54,2% y ahora han sido el 31,2%, la idea dominante es que «algo debe moverse», que tiene que haber caras nuevas que dinamiten la política de forma controlada.

Domingo, por ejemplo, asegura que «la gente está harta de corrupción, de que se lleven el dinero, de que no se reparta la carga fiscal y de que se rescate a los bancos mientras se desahucia a las personas». Y echa en falta la presencia de caras nuevas. «En Compromís está Mónica Oltra, que la vemos todos, pero en los socialistas ¿quién hay?», se pregunta a modo de ejemplo.

Compartir el artículo

stats