Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barberá amagó con renunciar si Rajoy no desbloqueaba su plan del Cabanyal

La alcaldesa exhibe el acuerdo político con el Ministerio de Cultura para prolongar Blasco Ibáñez tras aplazar Wert sus explicaciones en el Congreso

Barberá amagó con renunciar si Rajoy no desbloqueaba su plan del Cabanyal

Barberá amagó con renunciar si Rajoy no desbloqueaba su plan del Cabanyal

La alcaldesa de Valencia hizo público ayer el documento que confirma la existencia de un acuerdo político con el Ministerio de Cultura para desbloquear el plan de reforma interior (Pepri) del Cabanyal. El acuerdo político con Cultura llega tras largos meses de presiones por parte de la alcaldesa que, recientemente, alcanzaron su punto álgido cuando Rita Barberá advirtió al Gobierno de que estaba dispuesta a renunciar a la alcaldía si no se desbloqueaba el plan del Cabanyal, según confirmaron a este diario fuentes del PP. El Cabanyal es una deuda que Barberá reclama a su partido tras los agravios sufridos en temas como el Parque Central y la cesión envenenada con una deuda de 400 millones de euros de la dársena interior del puerto.

Con la publicación del acuerdo político con Wert, Rita Barberá acreditó ayer el respaldo del ministerio a su retocado plan del Cabanyal. Una baza que Barberá se vio forzada a mostrar después de que el ministro de Cultura, Ignacio Wert, evitara pronunciarse ayer en la comisión de Educación del Congreso sobre el polémico plan.

Wert tenía que responder ayer a las preguntas que el diputado de EU-Els Verds, Ricardo Sixto, había formulado el pasado 28 de abril en relación al plan del Cabanyal. Aunque la pregunta estaba incluida en el orden del día, la mesa de la comisión en una reunión previa decidió retirarla con el argumento de que era un tema específico de la comisión de Cultura. Wert se comprometió a responder dicha comisión y Sixto le reclamó que lo haga cuanto antes para «aclarar públicamente la postura» del ministerio.

La modificación que Rita Barberá ha presentado a Cultura para desbloquear el plan del Cabanyal supone una adaptación de mínimos. Reduce los derribos (de 1.600 a 1.000) y salva la Lonja centenaria pero mantiene la prolongación de Blasco Ibáñez. Con esta modificación, el ayuntamiento confía en que Cultura redacte una nueva orden que anule la dictada en 2009 por el Gobierno socialista que declaraba que el plan urbanístico suponía expolio y conminaba al consistorio a rehacerlo.

El acuerdo difundido ayer es un escueto escrito de un folio con «la versión final del acuerdo» sobre la ejecución del plan del Cabanyal alcanzado con el Ministerio de Cultura y anunciado el pasado viernes por Rita Barberá. El acuerdo está fechado el 16 de junio, cuatro días antes del anuncio de la regidora.

El acuerdo consta de cuatro puntos ya esbozados por Barberá. En el encabezamiento, recuerda el acuerdo del Consejo de Ministros del 31 de octubre pasado para retirar el recurso de inconstitucionalidad contra la orden de 2009 y promover una adaptación del Pepri que garantice los valores histórico-artísticos del barrio.

En el primer punto del acuerdo el Ministerio de Educación acepta la propuesta presentada el 30 de mayo de 2014 para adaptar el plan «basándose en un informe técnico de la Secretaría de Estado de Cultura». En el segundo punto, el ministerio expone que recabará informes de naturaleza no vinculante de instituciones independientes a fin de respetar el mismo procedimiento seguido en la orden de 2009. En el tercer punto el ayuntamiento se compromete a tramitar la adaptación del plan y en el último se prevé que en el proceso se levantará la suspension delicencias.

Compartir el artículo

stats