Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alegaciones, recursos y meses de retraso en el nuevo contrato

La renovación de la contrata de la grúa municipal de Valencia, un contrato de 56 millones de euros, lleva meses de retraso. El ayuntamiento sacó los nuevos pliegos en agosto de 2013 y, aunque Servicleop por sus dos décadas de experiencia gestionando el servicio aparecía como probable adjudicataria, el resultado del concurso fue otro. Tras un complicado proceso selección con alegaciones de por medio, el ayuntamiento adjudicó en marzo el servicio a Pavapark, pese a no ser la empresa que presentó la mejor oferta económica. Los técnicos municipales descartaron a Cleop por no acreditar que dispone de los depósitos de coches de su propuesta. La empresa recurrió y el ayuntamiento tuvo que prorrogar el servicio hasta el 1 de julio. La tercera firma en lid, Eulen, fue descartada por incumplir el numero de plazas.

Compartir el artículo

stats