Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reurbanización

El Eixample se fija en Russafa

Los comerciantes proponen aceras más amplias en las calles que unen Colón con las grandes vías

El Eixample se fija en Russafa

El Eixample se fija en Russafa

La Asociación de Comerciantes del Centro Histórico ha propuesto al Ayuntamiento de Valencia que reurbanice cuatro de las ocho calles que unen la calle Colón con las grandes vías Hernán Cortés, Pizarro, Félix Pizcueta y Conde de Salvatierra para adaptarlas al «modelo Russafa»: aceras más anchas, con una reordenación del aparcamiento y recolocación de los contenedores de residuos urbanos. Fuentes de la entidad confirmaron que las negociaciones van en buena dirección y que ya han visitado las calles, todas ellas situadas en el Eixample, con técnicos municipales para abordar, principalmente, los nuevos espacios de aparcamiento y las nuevas ubicaciones de los contenedores.

Los comerciantes han utilizado, en la negociación con el consistorio, la máxima de que un barrio con un comercio sano es un barrio vivo. Con esa idea en mente, según explicaron fuentes de la entidad, plantearon al ayuntamiento la necesidad de ampliar las aceras, para favorecer el paseo por ellas; la reordenación de los contenedores para facilitar la retirada de los residuos urbanos; y la creación y adecuación de nuevos espacios de aparcamiento que favorezcan la vida de comerciantes y vecinos.

Así las cosas, por ejemplo, la entidad reclama al consistorio que junto al colegio Dominicos se establezca una zona mixta de aparcamiento, que ha de servir como zona de carga y descarga en horario laboral y como zona de aparcamiento para los padres que van a recoger a sus hijos a la hora de salida del colegio.

Esta zona, una de las más «nobles» de la ciudad, cuenta con gran cantidad de comercios. No en vano, el mercado de Colón y la calle Jorge Juan concentran buena parte del negocio del lujo o gourmet en la ciudad. Sin embargo, defienden los comerciantes, también hay muchos locales libres donde podrían nacer nuevos negocios si el barrio fuera más amable con los comerciantes. Por ello, optan por ampliar y ensanchas las aceras, para favorecer el paseo por ellas. Es algo que ya se ha hecho en las obras de Russafa y que ha dado al barrio un aspecto más amplio y abierto.

Finalmente, las peticiones también hablan de la reordenación de los contenedores para facilitar su retirada y el acceso de los vecinos a los mismos para depositar en ellos sus residuos. La idea es que los contenedores se alejen de las calles estrechas y se coloquen en las zonas más amplias de las vías.

Compartir el artículo

stats