20 de febrero de 2016
20.02.2016
Suscriptor
La historia de los restos del Campeador

El verdadero camino del Cid

Tras su muerte, Rodrigo Díaz de Vivar es enterrado en Valencia, posteriormente trasladado a Burgos y, en 1808, a París, desde donde
sus restos se dispersan por toda Europa: hay huesos del Campeador en castillos de Alemania o República Checa, entre otros países

20.02.2016 | 04:15
Para continuar leyendo
Hazte suscriptor S+
O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí