Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cañas y barro

Patrimonio inmaterial

Patrimonio inmaterial

Patrimonio inmaterial

Desde el año 2011 Valencia está trabajando para conseguir que la UNESCO reconozca nuestras Fallas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. En el Pleno de enero de 2011, el Ayuntamiento de Valencia aprobó una moción en la que se acordó impulsar el expediente para iniciar el procedimiento de inscripción de la Fiesta de las Fallas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO. Más adelante, el Consejo de Patrimonio Histórico, donde está representado el Ministerio de Cultura y las Comunidades Autónomas, ratificaba a la fiesta fallera como candidata española para ser declarada Patrimonio de la Humanidad. Ahora que parece verse esto como una realidad me siento orgullosa por todo el trabajo hecho junto a varios compañeros y representantes de la Junta Central Fallera que nos marcamos este objetivo hace ya más de cinco años.

Como suele ocurrir a estos niveles, el trámite para conseguir tal reconocimiento es muy lento y es precisamente en estos días cuando el Organismo de Naciones Unidas para la Cultura se encuentra estudiando las propuestas de diferentes países para tomar una decisión final en su Asamblea Anual de noviembre, momento en el que, si todo va bien, se aprobará la inclusión de las Fallas en la lista de fiestas y tradiciones contenidas en el catálogo de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

No es que cambien la esencia de las Fallas pero obtener ese reconocimiento puede aportar tanto que merece la pena la implicación de todos. Precisamente este año en el que la cremá cae en sábado, un año en el que además se inicia la Semana Santa la víspera de San José y con ella las vacaciones de muchos, seguro que el número de visitantes se multiplicará respecto a otros años. Por eso tenemos que demostrar a todo el que venga a visitarnos que Valencia merece ese título porque nuestra fiesta mayor es algo único en el mundo, tan único que hay quien quiere apropiársela.

Formar parte de este listado implica situar a las fallas entre representaciones culturales tan importantes como el flamenco o el tango y, si lo conseguimos, nuestra tierra ya contaría con tres presencias pues están incluidas en esta lista el Tribunal de las Aguas y la Fiesta de la Mare de Deu de la Salut de Algemesí. Pero, además, sería una garantía añadida para su protección y promoción, así como una contribución indispensable para una mayor conciencia de su importancia; además de ser, indudablemente, un reconocimiento internacional excepcional.

Pero curiosamente, mientras desde aquí trabajamos para que cada año estas fiestas sean mejor, para que sean reconocidas en todo el mundo, para que la tradición se mantenga (también costó su trabajo la creación del título de Artista Fallero en la FP, pero lo conseguimos)? Pues eso, que mientras aquí nos lo curramos, vienen nuestros vecinos catalanes y dicen que son suyas. Las integran en su página web de patrimonio cultural catalán. ¡Y se quedan tan anchos!. Los de allí y los de aquí que no han dicho ni "mu". ¡Pero qué desfachatez!. El señor President de la Comunitat Valenciana, ahora que ha estado en la feria de turismo alemana, podría haber aprovechado para reivindicar lo nuestro y propagar al mundo que las fallas son nuestras, valencianas. ¿O es que va a resultar que nuestros gobernantes están de acuerdo?.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats