03 de junio de 2018
03.06.2018

El Ayuntamiento de València pone en marcha la campaña de prevención contra el mosquito tigre

La Concejalía de Sanidad trata de concienciar a la ciudadanía sobre las medidas para prevenir la cría de este insecto

03.06.2018 | 21:04
Un ejemplar de mosquito tigre

Con motivo del comienzo, en los próximos días, de la época de mayor actividad biológica del mosquito tigre, la concejalía de Sanidad y Salud del Ayuntamiento de Valencia, a través del servicio municipal de Sanidad y Consumo, ha puesto en marcha una campaña informativa para concienciar a la ciudadanía sobre las medidas para prevenir la cría de este insecto en las viviendas comunes.

Desde el Ayuntamiento se alerta de la dificultad que tienen los servicios anti plagas para acceder a determinados puntos de cría de esta especie de mosquito, puesto que se encuentran en espacios que son de propiedad privada. Algunos de estos focos son los platos que habitualmente se colocan debajo de las macetas para recoger el excedente de agua de riego, o las pequeñas alcantarillas situadas en terrazas privadas.

Para evitar que estos insectos aniden en las viviendas particulares, desde el Servicio de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de València se recomienda seguir 8 sencillos consejos preventivos para evitar la proliferación del mosquito tigre en la época de mayor actividad de cría del mosquito, con las temperaturas más calurosas: evitar los recipientes que puedan acumular agua después de lluvias o recogida de excedentes de riego: cubos, bidones, platos de tiestos, ceniceros, etc.; mantener los niveles de cloro adecuados en piscinas y balsas, así como una circulación frecuente para que el agua no esté permanentemente estancada; proteger pozos y aljibes con telas de mosquitera para evitar que el mosquito tigre acceda a ellos para poner los huevos; vigilar el riego por goteo para que no acumule rebalses; renovar cada 2 o 3 días el agua de los bebederos de animales y otros recipientes como por ejemplo los envases que acumulan agua a la salida de los aparatos de aire acondicionado; asegurarse de que no se acumula agua permanentemente en las alcantarillas o, en caso contrario, aplicar pequeñas cantidades de productos de uso doméstico que eviten la proliferación de larvas de mosquitos; limpiar las canaletas y otras estructuras de evacuación de agua de lluvia para evitar rebalses, y rellenar agujeros de árboles que puedan acumular agua después de lluvias con material adecuado como graba o arena.

Se debe tener especial precaución, también, con el riego de diferentes plantas que puedan albergar pequeñas cantidades de agua.

En cuanto a la campaña municipal de control de mosquitos, que el Ayuntamiento puso en marcha el pasado año 2017, destacan los tratamientos periódicos en la red de alcantarillas públicas y fuentes ornamentales de la ciudad. Además de estas medidas, el Ayuntamiento ha preparado diferentes carteles con consejos que estarán colocados por toda la ciudad, así como charlas informativas para los vecinos, talleres específicos en centros escolares y de formación del personal de jardinería.

Los servicios municipales atendieron el pasado año, en la época de mayor actividad del insecto, un total de 325 avisos de mosquitos, de los cuales el 63% se correspondía con casos reales de mosquito tigre y alrededor del 37% hacían referencia a casos puntuales de mosquito común.

Para informar de incidencias relacionadas con el mosquito tigre, los ciudadanos disponen, además de las vías tradicionales como presentar una instancia por registro o contactar a través del teléfono municipal 010, de dos aplicaciones móviles: «Mosquito Alert» y «Bestiola Avis», que permiten realizar la comunicación de una manera más rápida y ágil sin tener que desplazarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook