15 de diciembre de 2018
15.12.2018

SEO/BirdLife alerta de «molestias intencionadas» a aves en reservas de l'Albufera

La organización ecologista asevera que se están produciendo disparos frente a la Mata del Fang y una presencia excesiva de embarcaciones

15.12.2018 | 04:15
SEO/BirdLife alerta de «molestias intencionadas» a aves en reservas de l´Albufera

La organización SEO/BirdLife alertó ayer de las «continuas molestias intencionadas» a anátidas en áreas de reserva de l'Albufera y solicitó medidas que garanticen la conservación de estas aves acuáticas.

En un comunicado, explicó que en las últimas semanas se han producido «repetidas molestias» en estas áreas de reserva, ocasionadas principalmente por disparos frente al área de reserva de la Mata del Fang y por la presencia en la laguna de piraguas y pequeñas embarcaciones de recreo que, al acercarse en exceso, generan agitación de los grupos de anátidas que descansan allí.

Por ello, la ONG solicita formalmente a la Generalitat, al Ayuntamiento y al Seprona que se tomen medidas urgentes para garantizar, cumpliendo con la legislación vigente, el papel de l'Albufera como humedal de refugio para aves acuáticas. Exigen cumplir con los requerimientos ambientales de las aves acuáticas invernantes, manteniendo los ciclos de inundación adecuados y acordados tanto en el arrozal como en la laguna de l'Albufera durante todo el período invernal. SEO/Birdlife recuerda que un año más la inundación invernal de l'Albufera, conocida como 'perellonà', alcanza una superficie escasa, alejada de los niveles óptimos, "lo que genera una situación preocupante para uno de los humedales españoles más importantes».

En consecuencia, los censos de aves acuáticas invernantes están resultando bajos, especialmente en el caso de las anátidas, que encuentran pocos lugares con hábitat favorable. Durante la primera mitad de la invernada el número de anátidas ronda los 34.000 ejemplares, ligeramente superior a las cifras alcanzadas en 2017 y años anteriores.

Sin embargo, en 2018 las aves están utilizando en mayor medida las áreas de reserva: un 69,4% de las aves se encuentran en estas áreas, mientras que sólo un 30,6 % se encuentran en los vedados de caza y arrozales anexos, situación muy diferente a la de años anteriores, donde el reparto era de 39,9% en reservas y 60,1 % en espacios donde se practica la caza. En este contexto hidrológico «desfavorable y preocupante en l'Albufera de València, por tanto, toman una especial relevancia las áreas de reserva destinadas a ofrecer lugares tranquilos para estas aves acuáticas durante el período de actividad cinegética», explican.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook