Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consulta

El consistorio acelera el proceso de participación ciudadana para la Plaza del Ayuntamiento

La Policía Local incrementará la lucha contra la venta ilegal en el centro histórico

Imagen aérea de la Plaza del Ayuntamiento.

Imagen aérea de la Plaza del Ayuntamiento. Provi Morillas

El centro histórico marcó ayer gran parte de la agenda municipal, básicamente por la inminente puesta en marcha del proceso de participación ciudadana para la peatonalización de la Plaza del Ayuntamiento, y por el compromiso de la Policía Local para incrementar la lucha contra la venta ambulante ilegal.

La concejala de Participación Ciudadana, Elisa Valía, anunció que en el mes de octubre arrancará el proceso de participación previsto para la remodelación de la plaza del Ayuntamiento que desarrollará, en la segunda fase, la Concejalía de Desarrollo y Regeneración Urbana.

En estos términos se pronunció Valía tras la reunión que mantuvo con la empresa Paisaje Transversal, que es la encargada de coordinar el trabajo para recoger la aportaciones ciudadanas al proyecto que transformará «la plaza más emblemática de la ciudad».

Valía recordó que el proceso participativo cuenta con un presupuesto de 50.000 euros y el objetivo que se ha marcado la concejalía es que las conclusiones estén listas en cuatro meses. Concluido este proceso, arrancará el seguiente plazo que corresponde a la presentación de ideas para el concurso de remodelación.

Por otro lado, el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, se reunió ayer con representantes a de la Asociación de Comerciantes del Centro histórico. Durante esta primera toma de contacto se trataron diversos temas de interés, relacionados con la seguridad o la venta ilegal en el centro de la ciudad.

Por parte de la junta directiva de esta asociación se puso de relieve la labor y buena relación existente con la Unidad de Distrito I (Ciutat Vella) con la que mantienen una estrecha colaboración. Aarón Cano, por su parte, destacó la necesidad de mantener estas reuniones con los representantes de la iniciativa social con cierta periodicidad para «tener mejor conocimiento del pulso de la ciudad».

En cuanto a las inquietudes planteadas por los comerciantes, el edil manifestó que desde el área de protección ciudadana se abordarán estos temas con medidas concretas para aumentar la eficacia.Uno de los asuntos tratados hacía referencia a la venta ilegal en algunas calles del centro histórico.

En este sentido el concejal subrayó que se intensificará la presencia policial y puso como ejemplo los datos de la última campaña de playas, donde se mejoraron los resultados de forma sensible. «Pero hay que indicar que esta problemática tiene una doble vertiente y no se puede solucionar desde el ámbito sancionador, pues requiere de medidas desde el ámbito social», indicó el concejal Aarón Cano, quién anunció que esta cuestión se abordará conjuntamente con entidades del ámbito asociativo de la inmigración y con la concejalía de Cooperació al Desenvolupament i Inmigració.

Compartir el artículo

stats