Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zoco de tiendas-taller o 'tabernae romanas'

La desaparecida iglesia de San Felipe en Madrid tenía una grada con tiendas similar a la de los Santos Juanes

La singularidad de las covetes no escapa a nadie y son pocos los turistas que pasean por el entorno de la Lonja que no se paran ante esta pintoresca fachada barroca, afeada por el mal estado, las pintadas y hasta las malas hierbas que proliferan en la entrada de las covetes. «Estas cuevas son como un fósil de las tabernae romanas» (establecimientos comerciales de las casas que se abrían a la calle en la antigua Roma), explica Francisco Zanón, arqueólogo y propietario de una de las cuevas de los Santos Juanes. Para encontrar algo parecido «tendríamos que ir a las tiendas-taller de zocos como el de Marrakech».

Un ejemplo más cercano de templo religioso con galería comercial estaría en el convento de San Felipe el Rea, un antiguo cenobio madrileño, ya desaparecido, ubicado junto a la Puerta del Sol. Para salvar el desnivel del suelo, el cenobio fue edificado sobre un gran pedestal, bautizado como Gradas de San Felipe, debajo del cual se situaban una serie de locales o «covachuelas» que servían de mercadillos.

Este fue el uso de los bajos de los Santos Juanes, construidos en la portada de los Santos Juanes recayente a la plaza del Mercat y la Lonja, epicentro durante siglos de la actividad comercial y económica de la ciudad.

La reurbanización de las plazas de Brujas y el Mercat, semipeatonalizadas provisionalmente, la rehabilitación de fachadas de los Santos Juanes, a la que sumará en breve la de los Palacios del Exachs, de iniciativa privada, genera grandes expectativas en una zona dominada hasta hace poco por el tráfico.

Compartir el artículo

stats