05 de diciembre de 2019
05.12.2019
Patrimonio

El museo Hortensia Herrero integrará un horno de la judería y el circo romano

Las obras del palacio de Valeriola arrancan tras meses de trabajos previos y excavación arqueológica

04.12.2019 | 21:58
El Palacio de Valeriola, rodeado de lonas de obras, en la calle del Mar.

Después de varios meses de trabajos previos en el interior del Palacio Valeriola, en la calle del Mar, ayer arrancaron las obras de rehabilitación del futuro Centro de Arte Hortensia Herrero. Un museo que expondrá la colección privada de la vicepresidenta de Mercadona y mecenas, y que integrará los valiosos restos arqueológicos recuperados en los últimos meses, entre los que destaca como se ha publicado el circo romano y un horno medieval vinculado a la antigua judería, recuperado recientemente.

El Palacio Valeriola está siendo sometido desde hace ya más de un año a un proceso de rehabilitación integral para asegurar su estructura, recuperar su valor patrimonial, y adaptarlo a un nuevo uso cultural.Las obras que ayer arrancaron se centrarán en la consolidación, adecuación y reparación de los elementos existentes con valor patrimonial, por un lado, y en la reconstrucción del edificio de la calle San Cristobal anexo al palacio del que se conservará la fachada, por otro.

Las obras en el palacio, adquirido por la mecenas a la familia Armada consisten en una intervención estructural en el propio Palacio Valeriola, tanto en las vigas de madera estructurales como en elementos existentes de fábrica. El palacio se conectará con el edificio de la calle San Cristóbal, del que se respetará su facahad,mediante un nuevo edificio de tres alturas que ocupará parte del patio interior de manzana.

Los trabajos de rehabilitación y transformación están corriendo a cargo del estudio valenciano ERRE arquitectura y la intervención se prolongará hasta 2023, fecha en la que se prevé que ciudad pueda contar con este nuevo espacio cultural, apuntó ayer la Fundación Hortensia Herrero, que también está inmersa en el proyecto de restauración de los Santos Juanes.

En estos primeros meses de trabajos en el interior del Palacio de Valeriola se han realizado importantes descubrimientos arqueológicos. Además de parte del antiguo circo romano, cuyas ruinas se descubrieron durante las primeras actuaciones que se llevaron a cabo, están saliendo a la luz las ruinas del antiguo barrio judío, cuyo límite se encontraba en el interior del palacio.

En este sentido, se ha descubierto un horno tradicional con un importante valor histórico y arquitectónico que podría pertenecer a la judería y por lo tanto podría datar del siglo XIV. La arqueóloga que dirige la intervención, Tina Herreros, maneja la hipótesis, por el material cerámico recuperado y la estratigrafía, de que se trate de un horno bajomedieval.

Además, en una bodega de una de las estancias del palacio se ha encontrado una tinaja del siglo XIV-XV. Un utensilio que «estaba incrustado en el suelo, y normalmente se utilizaba como silo para almacenar alimento, posiblemente grano».

El Palacio Valeriola es un edificio de estilo neoclásico ubicado en la calle del Mar que fue construido a principios del siglo XVII sobre los restos de la antigua judería de Valencia. La intervención integral en el edificio prevé dotar al espacio de arte de una superficie construida de más de 3.500 metros cuadrados para poder desarrollar sus actividades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook