24 de enero de 2020
24.01.2020
Borrasca Gloria

El temporal borra el cordón dunar de dos playas de València y destruye el de cuatro

Una evaluación provisional estima que los daños en infraestructuras en el litoral de la ciudad se elevan a 167.000 euros, incluidos los operativos de limpieza

24.01.2020 | 12:44

Los servicios de limpieza y playas de València han hecho balance provisional de los daños causados por la borrasca Gloria en el litoral de la ciudad. El vicealcalde Sergi Campillo, responsable de todos los temas relacionados con la primera área, y el edil Giuseppe Grezzi, con atribuciones también en la segunda, han revelado que los destrozos en las infraestructuras se elevan a más de 167.000 euros, incluidos los dispositivos especiales para recuperar la normalidad.

Los daños medioambientales son multimillonarios. Según ha explicado Campillo, el temporal ha borrado del litoral el cordón dunar de dos playas, la de Els Ferros y la Garrofera en El Saler, mientras que ha tenido un «efecto devastador» en el cordón dunar de primera línea en las de Arbre del Gos (Pinedo), El Saler, Muntanyar del Pujol y Platja de la Malladeta (El Perellonet). El vicealcalde ha recordado que el Ministerio de Transición Ecológica del gobierno de España tiene pendiente ejecutar una inversión de decenas de millones de euros para regenerar el litoral de la ciudad, con la recuperación de la línea de playa de hace décadas, por lo que urge al ejecutivo estatal a acometer estos trabajos. «Ahora es el momento», ha defendido.

Así, el vicealcalde ha pedido que esta actuación incluya la restauración del cordón dunar «allá donde se ha perdido a lo largo de los últimos años, además de la línea de playa». «Nosotros no tenemos capacidad económica ni competencias para actuar», ha explicado el edil del Ayuntamiento.

En Jardinería el Ayuntamiento de València ha recibido hasta hoy 177 avisos. «Han caído 104 árboles, hemos talado 44 porque habían perdido la estabilidad y eran peligrosos para personas; han caído 15 palmeras y se ha talado una desestabilizada», ha detallado el vicealcalde, que ha añadido que en los últimos días están trabajando entre 150 y 177 personas en el dispositivo. El coste de esta operación es de unos 54.000 euros.

«Hemos tenido gran afección en las playas del parque natural, con vientos de más de 100 km/h y olas de 8 metros de alta. El frente litoral del Perellonet está muy dañado, y ha sufrido una pérdida de arena muy importante», ha relatado el edil. Campillo ha explicado los motivos de la regresión, no son solo atribuibles al reciente temporal. «Hay una regresión muy acusada por el efecto de la ampliación el puerto, unido a que el río Túria ya no aporta sedimentos porque no desemboca en el mar. El Delta de l'Ebre se está hundiendo en el Mediterráneo porque no dejan que lleguen aportes. Cuando trastocas los procesos naturales, se alteran los ciclos. Estamos impidiendo el aporte histórico de sedimentos. La regresión de la costa y las playas del sur de València son ejemplo paradigmático, en el que además está contribuyendo el cambio climático y el aumento del nivel mundial del mar, sumado a la intensificación de fenómenos cada vez más explosivos. Tenemos que ser valientes en las soluciones», ha analizado Campillo.

Por su parte Giuseppe Grezzi, edil de playas, ha calculado que los daños de su departamento tan solo en infraestructuras propias (torres de vigilancia, pasarelas, bibliomar, cartelería) es de 73.000 euros. El también edil de Movilidad ha recordado: «Estábamos alertando desde hace años lo que se viene cumpliendo, y una mayor dureza de los temporales. Todo el frente marítimo avanza hacia los paseos en términos generales, como se ha visto en la Malva-rosa y el Cabanyal».

Grezzi ha explicado que intentarán tener las playas listas para la temporada de Pascua en abril, aunque ha pedido como su compañero que el Estado tome pronto cartas en el asunto para pagar los daños ocasionados por el temporal. Los dispositivos especiales que se han habilitado están formados por cuatro personas y dos tractores para las playas del norte, y tres equipos para el sur: tres personas en Pinedo, tres en El Perellonet y 10 personas para recoger los peces muertos. En total un coste de unos 40.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook