Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma de este espacio urbano durmió durante 15 años en un cajón

El gobierno municipal acusa a los populares de torpedear las actuaciones en las plazas de la ciudad

El gobierno municipal de València -Compromís y PSPV- lanzó un comunicado el viernes pasado, a raíz de trascender la investigación de Antifraude sobre este concurso de la plaza de la Reina, donde apuntaba que, en el fondo, los populares de València son «reacios a las peatonalizaciones y hacen todo lo posible para entorpecerlas». No en vano, el grupo municipal en la oposición, liderado por Mª José Catalá ha convertido los procesos para convertir en peatonales las plazas principales de la ciudad en uno de sus principales caballos de batalla.

Fuentes del Govern del Rialto recordaban entonces que en el caso de la plaza Reina, lo «escandaloso» fue que el PP «pidiera acceder al expediente de licitación cuando todavía no se había resuelto, algo a lo que no tiene acceso ni tan siquiera ningún concejal o el propio alcalde, porque podría ser utilizado para ofrecer información privilegiada a alguna empresa en particular», según se denunciaba desde la alcaldía liderada por Compromís.

Los portavoces del equipo de Joan Ribó afirmaban también que «lo sorprendente es que el proyecto ganador de un concurso como el de la Plaza de la Reina en 1999 quedara durante 15 años guardado en un cajón por el PP. Con esta denuncia, el PP demuestra su radical oposición a un proceso de peatonalización que parte de proceso participativo entre la ciudadanía», añadían.

Es evidente que al PP, concluían los responsables de Compromís, «le sorprende la transparencia actual del gobierno municipal, como ha ocurrido en este caso: desde la adjudicación de la gestión, que será pública, hasta la redacción del Proyecto Ejecutivo y el proceso de participación. Pero ya conocemos que en el PP son alérgicos a términos como gestión pública, participación o transparencia», finalizaban.

Compartir el artículo

stats