04 de septiembre de 2020
04.09.2020
Levante-emv
Urbanismo

Pérez Galdós tendrá aceras de cuatro metros y un nuevo eje ciclista

La avenida incorporará siete pasos peatonales y contará con varias plazoletas en los cruces

03.09.2020 | 21:21
Figuración de la nueva planta viaria presentada ayer por Movilidad para pacificar el tráfico en la avenida Pérez Galdós.

La avenida Pérez Galdós dará el primer paso para convertirse en un bulevar ajardinado con una intervención de «urbanismo táctico» o provisional que, a falta del proyecto definitivo, supondrá un cambio notable en esta autopista urbana como así evidencia la nueva planta viaria que ayer presentó el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi. La propuesta elimina uno de los tres carriles actuales por sentido para coches y motos con el objetivo de ganar aceras de cuatro metros de anchura (el doble que ahora) a lo largo de sus cinco kilómetros de longitud. La planta viaria contempla siete nuevos pasos para peatones, la generación de varias plazoletas en los cruces, y un carril bici unidireccional en ambos sentidos, similar al de la gran vía Fernando el Católico. Este nuevo eje ciclista, que se señalará en el pavimento con pintura de color rojo, recorrerá toda la avenida y conectará con los carriles bici ya existentes y por hacer como el de la avenida del Cid, las calles San José de Calasanz , Cuenca y Tres Forques.

Con esta intervención blanda y provisional se intenta dar respuesta a las reivindicaciones vecinales para pacificar esta avenida, reflejadas desde hace años en los presupuestos participativos, y que han dado pie a la formación de la plataforma Fuera Túnel. El obsoleto y ruidoso paso inferior no se eliminará en esta intervención provisional, sino en el proyecto posterior y ya definitivo que acometerá la Concejalía de Desarrollo Urbano y para el que ayer la vicealcaldesa, Sandra Gómez, anunció un concurso de ideas.

La reordenación de la planta viaria de Pérez Galdós, dijo Grezzi, «ha sido muy complicada». Se trata de una avenida proyectada hace ya más de 60 años, con aceras estrechas e irregulares, muchas entradas a garajes particulares, más de 600 bolardos y muchas paradas de autobús, así como un túnel que «incentiva» la entrada de tráfico. Un paso inferior que, a juicio de Grezzi, «debe cerrarse» y reconvertise en otra cosa como un depósito de tormentas, sugirió el concejal. «Ahora es el momento», dijo el responsable de Movilidad Sostenible y activista de la bicicleta, quien subrayó que hay alternativa para el tráfico rodado a través del nuevo sistema de rondas.

El punto más conflictivo desde el punto de vista del trafico será precisamente el túnel, donde los carriles para el coche se reducirán de los dos actuales a uno para poder ampliar aceras y al mismo tiempo mantener el carril bus y abrir espacio al carril bici, además de generar en los aparcamientos a los lados del túnel espacios más accesibles.

Está previsto que en la avenida Pérez Galdós se apliquen ya las directrices de la guía del mobiliario urbano que ultima la Concejalía de Desarrollo de Urbana para armonizar las intervenciones de peatonalización provisionales que se están haciendo por toda la ciudad y que no han estado exentas de críticas, especialmente la de la plaza del Ayuntamiento, por la baja calidad de los diseños y elementos de quita y pon que se están utilizando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas