La Concejalía de Comercio de València ha distribuido un juego de pegatinas inclusivo entre hornos y pastelerías para que la clientela pueda crear una postal o una carta de amor personalizada, con el fin de incentivar la tradición de la "mocadorà".

"Más amor que nunca" es el reclamo de esta campaña, consistente en un juego inclusivo que contempla todas las maneras de amar, con la que se quiere impulsar "un Sant Dionís especial que fomente el comercio local", según fuentes municipales.

El concejal de Comercio, Carlos Galiana, ha afirmado que este año, con esta propuesta municipal, "el mensaje de amor también se puede hacer llegar a la familia, a los amigos o a las mascotas".

"Concretamente, la línea creativa de la campaña se ha basado en unos avatares tratados como personajes de los videojuegos en 8-Bits, reconocibles por todos los públicos y enfatizando el concepto de juego en la hora de personalizar la postal de la campaña. Todo el material, estará acompañado de animaciones y creaciones para redes sociales que nos serán muy familiares", ha explicado el concejal en la presentación.

¿Qué es la mocadorà?

La tradición de la “mocadorà” se basa en que los enamorados se regalen entre ellos dulces hechos con mazapán que encarnan las diferentes frutas y hortalizas propias de la huerta valenciana como la naranja, el plátano, la fresa, ajo, el puerro, la cebolla, el boniato o la calabaza, envueltos en un pañuelo -mocador en valenciano- que da nombre a esta costumbre.