Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La remodelación del entorno de la plaza de toros lleva 11 años parada

La Diputación recuperó el proyecto hace dos años, pero no lo ha puesto en marcha

La remodelación del entorno de la plaza de toros lleva 11 años parada

La remodelación del entorno de la plaza de toros lleva 11 años parada

La Diputación de València tiene metido en un cajón el proyecto para la reforma integral del entorno de la Plaza de Toros de la capital, consistente en el derribo del muro y las instalaciones que dan al pasaje Doctor Serra y la liberación visual de uno de los monumentos más atractivos de la ciudad. Hace dos años se anunció un nuevo impulso para ese proyecto, fechado en el año 2009, pero aquel impulso, planos y figuraciones incluidas, no ha fructificado en obras, aún cuando la institución provincial tiene superávits anuales superiores a los 50 millones de euros y este ejercicio podría cerrarlo con esa cifra multiplicada por cuatro.

El objetivo del proyecto es el derribo del muro y las instalaciones que dan al pasaje Doctor Serra para obtener la liberación visual de uno de los monumentos más atractivos de la ciudad

decoration

Este periódico ha tratado de obtener información acerca de ese proyecto y no ha sido posible hasta ahora. Desde la Diputación únicamente se ha asegurado que ha habido contactos relativamente recientes con el ayuntamiento por este motivo. Y la realidad es que mientras la parte «privada» del pasaje Doctor Serra se ha convertido en una plaza comercial, el otro lateral, un enorme paredón del cual emerge el Museo Taurino, sigue pendiente de una amplia remodelación.

Figuración del proyecto retomado en 2018.

Para empezar, proyecto hay. En el año 2009 el despacho de arquitectos Peñín elaboró un plan para la remodelación del entorno de la plaza de toros, que es tanto como decir la remodelación de ese lateral de pasaje y la parte trasera de la plaza, donde están los corrales. Es más, ese plan se recuperó e impulsó en agosto de 2018, hace dos años, de la mano del presidente de la Diputación actual, Toni Gaspar, que presentó las figuraciones del proyecto y el presumible resultado de la actuación.

Según se dijo entonces, la idea es derribar el muro que da al pasaje, así como el museo taurino y otras instalaciones ligadas a los corrales de la plaza, que serán reordenadas también. Y para albergar el museo y otras dependencias administrativas que den cobertura a los nuevos usos que se le quieren dar al coso, se construiría un edificio en la parte trasera de los terrenos, junto a la calle Castellón, conectado con la plaza a través de una pasarela.

Gaspar no dio plazos ni presupuestos para la obra, en la cual es necesario, según dijo, el concurso del Ayuntamiento de València. Habló, eso sí, de la necesidad de abordar una remodelación que lleva pendiente 50 años y que tiene como objeto despejar el entorno y hacer lucir en todo su «esplendor» la Plaza de Toros de València.

Dos años después, sin embargo, no se ha avanzado nada en ese proyecto. Tras la apertura de la plaza comercial de la mano de una empresa privada, el pasaje Doctor Serra registra una gran actividad. Pero sigue pendiente uno de sus laterales, que a pesar de haber retirado la cubierta, sigue siendo un espacio oscuro y cerrado.

Y no parece que sea tampoco un problema de presupuesto. Los últimos datos acerca de las cuentas de la Diputación de València la sitúan entre las más saneadas de la Comunitat. Habitualmente cierra sus ejercicios con un superávit de más de cincuenta millones de euros y este año, a causa de la pandemia, se quedarán sin ejecutar más de doscientos cuarenta millones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats